"Siempre quise hacer gorras con telas recicladas y como ahora tengo más tiempo me dediqué a trabajar en ese patrón, para que quedara específicamente como yo quiero".

¿Aún cosen frente a las chimeneas las mujeres jóvenes del sur? ¡Viviana Moreira sí! La lluvia del otoño valdiviano y el aislamiento preventivo por el covid-19 le permiten desarrollar su nueva línea de moda. Crea gorras y mascarillas para su emprendimiento online Vívido&Handmade, concebido bajo el concepto de confección ecológica y sustentable.

A Viviana Moreira le preocupa la huella hídrica que deja la confección de ropa. “Se necesita mucha agua para fabricar un pantalón de jean. Se usan alrededor de 9 mil litros de agua. En cambio, si rediseñas uno viejo vas a usar cero litros de agua. Me interesa informárselo a la gente y fomentar el reciclaje y la sustentabilidad”.

Lanzó su marca Vívido&Handmade en febrero del 2018, con un concepto muy cercano a su misma personalidad. “Mi sello es divertido y creativo, porque las telas que uso siempre son coloridas, con diseños. Uso también cadenas, es algo fuera de lo común. Y es muy personalizado, si el cliente quiere agregarle algo más también se puede. Cuando alguien me busca con una chaqueta que no quiere botar hacemos el diseño juntos. Le muestro mis telas, le propongo retoques y detalles”.

«Yo de pequeña siempre he participado en cosas que tienen que ver con el medio ambiente. En especial con el Club Explora de mi colegio. Siempre tuve esa mentalidad de que hay que cuidar el planeta».

Hacedora de segundas vidas

Con 23 años Viviana Moreira siempre ha tenido paciencia y coraje para alcanzar sus metas. Desfiló y ganó el concurso Miss Mundo Valdivia 2018. Ese año se recibió como técnico preparador físico en la Universidad Santo Tomás de Valdivia y se certificó como maquilladora profesional. También ahorró para comprar su máquina de coser. A principios de 2020 recibió el cinturón negro en taekwondo, una disciplina que practica desde 2012. Y de la cual tomó los cinco principios que rigen su vida: cortesía, integridad, perseverancia, autocontrol y espíritu indomable.

“A mí siempre me había gustado coser, tejer y ese tipo de cosas. Alteraba mi propia ropa y la gente me preguntaba que dónde la había comprado. Al final decidí que en lugar de comprar en las tiendas grandes iría a las tiendas de segunda mano. Ahora compro en tiendas de ropa americana, las vendedoras ya me conocen. Escojo las piezas, les doy un toque mío y las vendo”.

«Yo creo que para lograr algo el tema es querer hacer las cosas. No importa la imagen (física) sino tener una buena imagen de uno mismo. Sentirse bien desde adentro».

Así confecciona su stock de ropa. La exhibe en instagram y, hasta la llegada del covid-19, la presentaba en ferias de autor. “A la gente le ha gustado porque son prendas súper únicas. Les gusta usar cosas que no van a verle a otros en la calle”, dice Viviana Moreira. Además, considera que en su ciudad las piezas hechas a mano y el concepto de sustentabilidad están profundamente arraigados.

“En Valdivia se está desarrollando un movimiento de confección ecológico. Yo no sabía, pero cuando me adentré a este mundo hice varios amigos en las ferias que vendían cosas creadas a mano igual que yo. Ahí conocí el gran interés por la sustentabilidad. Estamos en medio de la naturaleza, tenemos muchos parques, tenemos el río, queremos conservar todo lo que nos rodea. Y casi todas las personas que lo hacen son mujeres, las he visto, son de todas las edades”.

Nunca he tenido una tienda física pero he ido harto a ferias sustentables. Ahí hacia mi mayor venta. Iba dos días y me quedaba sin stock».

El pasado en el futuro de Viviana Moreira

Toda la familia de Viviana Moreira es de Valdivia. También su abuela por parte de padre, a quien ha visto tejer desde siempre («con palillos, a croché…»). “Todo ese tipo de cosas ha sido transmitido de generación en generación. Mi parte creativa creo que viene de por ahí. Aunque he aprendido sola a coser, no he tomado ningún curso ni nada. Yo me siento frente al fuego a coser, coser y coser. Ahora estoy dedicada a una colección de gorros de tela reciclada”.

Las consecuencias de la pandemia inevitablemente entraron en su rutina. De ahí que también desarrolla una idea para hacer mascarillas. “Estoy investigando cómo se hacen mascarillas que sirvan. En la calle venden muchas, pero algunas no tienen filtro o solo son de dos capas. La verdad es que tienen que ser de tres capas. He estado trabajando en el modelo, pero quiero que duren. No algo que se tenga que desechar”.

En el transcurso de los días apenas se toma el tiempo para salir de su casa. “Solo voy al supermercado. Paso por la casa de mi abuelita, que vive cerca, y busco la lista de alimentos». Pero nada enlentece su emprendimiento ni nubla sus metas. “Me gustaría en un futuro tener una tienda física y seguir trabajando con Vívido&Handmade. Y ser un ejemplo para demostrar que no es necesario comprar en grandes tiendas para estar a la moda”.

Conoce más sobre Viviana Moreira en su cuenta de Instagram y sigue también su emprendimiento: Vívido&Handmade.

Nos encantaría leer tus impresiones sobre esta historia, compártelas al final de la página.

Para envío de información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Cinco protocolos de imagen que los expertos de la salud validan contra la pandemia

1 Comentario

  1. Felicitaciones por este emprendimiento armónico con el ambiente. El planeta no aguanta más , es necesario nuevas formas de producciòn que tomen en cuenta el menor impacto posible.

Dejar una respuesta

Por favor escriba su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí