Cada 25 de noviembre en el mundo se conmemora el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Pinta el Mundo de Naranja; es la campaña que desarrolla la ONU para crear conciencia sobre el riesgo que corren las mujeres, el cual se ha incrementado producto de la pandemia.

Villarrica, 25 de noviembre de 2020. En medio de la pandemia por el virus chino (Covid-19), se han incrementado los registros de violencia contra la mujer. La mayoría de los casos de niñas y mujeres maltratadas se cuentan en el interior de sus casas. A esto se le suma que han sido mujeres las más afectadas por la ola de despidos que ha provocado el confinamiento.

De hecho el portavoz del departamento de estado de los Estados Unidos, Michael Pompeo aseguró; «Estados Unidos reconoce que la pandemia de COVID-19 ha afectado de manera particular y desproporcionada a las mujeres; esto incluye desde mayores índices de violencia contra las mujeres hasta el aumento de la inseguridad laboral. Ha llegado el momento de que la comunidad internacional se una para poner fin a la violencia contra la mujer, acompañe y empodere a las sobrevivientes y pueda dejar atrás la pandemia de COVID-19 más fortalecida que nunca».

Por un mundo naranja

El movimiento feminista latinoamericano desde 1981 impulsó el día internacional de la eliminación de la violencia contra la mujer. Fecha que sería finalmente acogida por las naciones desde 1999, cuando cada 25 de noviembre se conmemora el asesinato de las hermanas Patria, Minerva y María Teresa Mirabal. Activistas que se enfrentaron al dictador dominicano; Rafael Trujillo.

Desde el 2008 la Organización de las Naciones Unidas implementó la campaña UNETE, todos por un mundo naranja #OrangeTheWorld. Orientada a procurar la suma de voluntades de los gobiernos, las organizaciones internacionales, las ONG, jóvenes, medios de comunicación y la sociedad en general sobre las graves injusticias que sufren las mujeres en el mundo entero. Que van desde los feminicidios, la violencia en el hogar, las violaciones, hasta el maltrato laboral. 

Mujeres en riesgo de violencia

Según informe de la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe); persiste la violencia por razones de género en la región. Situación que se observa debido a la alta taza de feminicidios que se han registrado. En el 2019 se registraron 4.640 casos de feminicidio en 24 países, 18 latinoamericanos y 6 caribeños. 

Situación de riesgo de violencia que se ha visto agravada durante el confinamiento y las restricciones de movilidad dispuestas por los países. Las cuáles limitaron el acceso a redes de apoyo y servicios de atención. 

Debido a la pandemia COVID-19 se ha agravado la y situación de muchas personas en contextos de movilidad humana. Muchas mujeres migrantes están en la primera línea haciendo frente a la pandemia. Asimismo, ellas están entre las poblaciones que son más afectadas. Tanto en términos de su salud (menores niveles de cobertura de salud y peores condiciones de vida) como a los impactos económicos (precariedad laboral, pérdida de ingresos) y sociales. 

La violencia progresiva y el feminicidio

Los feminicidios tienen muchas veces un componente relacionado con la escalada de violencia en el hogar. El perpetrador puede ser la pareja, o fue pareja de la víctima y existe con ella algún tipo de relación. Por esta razón los casos se han incrementado durante la pandemia de Wuhan. En Chile en lo que va de año se han registrado 35 feminicidios y 132 mujeres han sido víctimas de feminicidios frustrados. 

 

Para envío de información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Deja un comentario