Los ácidos grasos omega-3 son un tipo de ácido graso insaturado que puede reducir la inflamación en el cuerpo, y por tanto evitar l dilatación de los vasos sanguíneos y los accidentes cerebrovasculares.

Basta con un solo plato para transportarnos a toda una cultura, a sus costumbres y tradiciones. Eso pasa cuando uno come recetas como la cebolla rellena de bonito, cada bocado te lleva al corazón de Asturias. Además de sabrosa y legendaria, es una joya nutricional, alta en Omega-3. 

La cebolla rellena de bonito forma parte del recetario tradicional asturiano y se basa, principalmente, en cebolla y bonito (atún blanco). Aunque con el paso del tiempo el relleno ha sido modificado, sustituyendo el pescado por carne de vacuno, el sabor y valor nutricional es irreemplazable. Principalmente por el aporte que ofrecen los pescados azules, un alto contenido en Omega-3.

Junto al atún, salmón, sardinas y  caballa, el bonito o atún blanco es alto en grasa. En el caso del bonito, sus ácidos grasos omega-3 rondan el 6%. De allí que contribuye a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos en sangre, lo que disminuye el riesgo de formación de coágulos y las posibilidades de padecer enfermedades cardiovasculares.

Las cebollas rellenas son uno de los platos típicos de la gastronomía asturiana.

El Omega-3 al fogón casero

Aunque se trata de una receta que engloba dentro de sí todo un arte, la cebolla rellena de bonito es bastante sencilla. Antes de empezar, lo primero es conocer y tener a la mano los siguientes ingredientes. (Receta para cuatro personas).

Para prepararla, debes tener a la mano los siguientes ingredientes en función de cuatro personas:

  • 9 cebollas.
  • 1 huevo duro.
  • Dientes de ajo y hojas de laurel.
  • Sal y perejil.
  • 250ml de tomate triturado.
  • 200gr de bonito (atún blanco)
  • 4 pimientos rojos asados
  • Aceite de oliva extra virgen
  • 100ml de sidra o vino blanco.
  • 1 cucharada de harina.

La metodología de la preparación consiste en elaborar por un lado el relleno, y por otro las cebollas para el momento adecuado.

Con el vaciado de las capas de la cebolla se consigue un nido perfecto para acoger el relleno, que no pierde su forma durante la cocción.

Elaboración del relleno

Para preparar el relleno se debe seleccionar el bonito preparado previamente en conserva. Posteriormente se debe escurrir y de esa forma se puede proceder a desmenuzar poco a poco mientras que se va picando el huevo cocido y los pimientos con ayuda de una cortadora de verduras.

Cuando se tenga el huevo y los pimientos cortados, se mezclan en un bol con el bonito desmenuzado. Luego, se añaden 4 cucharadas de tomate triturado y se mezclan hasta formar una masa homogénea. Así ya estará lista el relleno altamente rico en Omega-3, vitaminas, potasio, fósforo, magnesio, yodo y hierro.

Preparación de la cebolla

El siguiente paso es tomar las nueve cebollas y vaciarlas totalmente con ayuda de una cortadora de verduras. Pícalas haciéndoles una base sobre las cuales puedan sostenerse firmemente, y córtalas un poco de arriba a manera de tapa.

Llena las cebollas con el relleno realizado a base de bonito. Este paso debe realizarse lentamente. Ten cuidado de no derramar el relleno por fuera de la cebolla, ya que el plato perderá su bonita presentación.

Un buen consejo en este paso es meter las cebollas al microondas antes de rellenarlas durante un par de minutos. De esta manera las cebollas se ablandaran y tendrán una consistencia y un sabor más suave al momento de consumirlas.

Último paso: la salsa

Coloca en un sartén la cebolla picada con lo que queda del tomate triturado, la sidra, los dientes de ajo, el aceite de oliva, la sal y el perejil. Cocina esto durante unos cuantos minutos.

Posteriormente, deposita cada una de las cebollas rellenas de bonito en esta salsa. Colócales las hojas de laurel y tápalas. Finalmente, cocina a fuego lento durante dos horas o hasta que las cebollas estén bien doradas.

Las cebollas sueltan agua, No obstante conviene verificar durante el proceso de cocción que la salsa no quede seca.

El origen de la receta

Este plato como ya dijimos nació en tierras Asturianas, concretamente en el pueblo L’Entregu, en donde se encuentra un restaurante muy famoso llamado La Laguna. La historia cuenta que la receta de cebolla rellena de bonito es originaria de este restaurante.

Desde su creación, ha contado con una gran cantidad de buenas referencias y miles de platos buscando imitar a la cebolla rellena de bonito a lo largo de todo el mundo. Ha sido tanto el impacto que todos los años, el día 30 de noviembre, se realiza una fiesta gastronómica muy popular en honor a esta deliciosa y altamente nutricional receta, que hace sencilla y deliciosa la presentación del Omega-3 para los comensales.

 

 

 

Display

Deja un comentario