El café de especialidad ofrece satisfacción en todos los aspectos y agrega valor a la vida de todos los involucrados.

Para que un café sea considerado café de especialidad, debe someterse a un proceso de cata. En éste, un profesional con un paladar distinguido identifica su calidad mediante catas y análisis del grano.

A través de la cata, el Sommelier puede evaluar un café de especialidad. Identifica los matices del sabor así como los aromas al ser tostado y molido. El gusto que da al paladar luego de ser ingerido. El cuerpo. Y por último, su acidez. El resultado de esta evaluación arroja la puntuación.

Café de especialidad es un término utilizado para referirse al café que ha obtenido una calificación de 85 puntos o más en una escala de 97 puntos otorgados por la Asociación de Café de Especialidad de América. Dicha calificación se logra a través de una cata realizada por especialistas certificados por el Coffee Quality Institute como catadores Q.

Este es cosechado en lugares muy particulares del mundo. Que cuentan con una longitud y latitud única bajo micro climas que cuentan con el suelo, humedad, altura, vegetación, lluvia, luz y sombra perfecta para obtener un café de especialidad. Todo esto se traduce en granos de excelente calidad con un sabor y aroma únicos en el mundo. Obtener más de 85 puntos no es cosa fácil. Puede ser una labor de años, generaciones y estrictos estándares de calidad en la cosecha y cultivo.

El grano define la calidad

El café de especialidad es aquel que ha cumplido todas las pruebas de supervivencia desde la planta hasta la taza. Más específicamente, es medido según los estándares y con métodos que permiten identificar que el grano sea cuidado adecuadamente. La SCAA define el café de especialidad en su etapa verde como el café que no tiene defectos primarios. Está dimensionado y secado adecuadamente. En la taza se presenta el mejor aroma, notas, cuerpo, retrogusto y acidez. Esto significa que el café debe ser capaz de pasar las pruebas de clasificación.

No todos los países del mundo cuentan con la fortuna de tener micro lotes de especialidad.

Las mejores regiones cafetaleras están ubicadas en Panamá, Hawaii, Ruanda, Colombia y México. El poder obtener café de especialidad es algo memorable, ya que esa cosecha es única, debido a que se categoriza como una de las mejores del mundo. Y solamente se pueden obtener cierto número de kilos de café de especialidad de un micro-lote y micro-clima al año.

SF Bay Coffee ofrece en México diversas presentaciones con una gran variedad de orígenes, en cada una de ellas se pueden encontrar deliciosos aromas y sabores únicos, algunos con notas naturales a chocolate oscuro, vainilla y macadamia tostada, otros con aromas florales, notas cítricas brillantes y toques de canela. Esta exclusiva marca cuenta con una amplia línea de café de especialidad con calificación superior a los 86 puntos.

Escríbenos a: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Moscú con su gastronomía abre sus puertas al turismo joven

Deja un comentario