Protección para los niños

Los menores de edad que viven en instituciones están más expuestos al abuso y la violencia durante el confinamiento por el COVID-19. Los Estados deben garantizar su seguridad y la protección para los niños, así como que padres, cuidadores, proveedores de servicios y funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cuenten con el apoyo adicional para minimizar el aumento de los riesgos.

Expertas en derechos humanos de la ONU han pedido a los Estados que impulsen medidas de protección infantil para salvaguardar el bienestar de millones de niños en todo el mundo.  Quienes pueden estar más expuestos a la violencia, la venta, el tráfico, el abuso sexual y la explotación durante el confinamiento debido a la pandemia de coronavirus COVID-19.

Niños que viven instituciones están en riesgo

“Globalmente, las medidas de confinamiento y la prestación interrumpida de servicios de protección infantil ya limitados exacerban la vulnerabilidad de los niños que viven en instituciones.  Los pequeños que habitan asilos psiquiátricos, casas de asistencia social, orfanatos, campamentos de refugiados, centros de detención de inmigrantes y otras instalaciones cerradas son altamente vulnerables.

Debido a la cuarentena es probable que casos de violencia, abuso sexual y explotación de los niños confinados en estas instalaciones no sean detectados,”. Alertó la relatora especial sobre la venta y explotación sexual de niños, Maud de Boer-Buquicchio.

La representante especial del Secretario General de la ONU sobre la violencia contra los niños, Najat Maalla M’jid, coincidió con la relatora al observar que “en un momento de encierros y aislamiento los niños en estos lugares corren un mayor riesgo de sufrir violencia y explotación”, por eso los estados deben garantizar medidas de protección para los niños.

Protección para llos niños

Ambas funcionarias instaron a los Gobiernos a garantizar que todos los niños tengan acceso a los servicios de protección de la infancia y a personal adecuadamente equipados y preparado. Esto incluye líneas directas gratuitas las 24 horas, servicios de mensajes de texto gratuitos, servicios sociales y psicológicos remotos y refugios móviles para menores.

“Cuando faltan tales servicios vitales, las víctimas están obligadas a soportar el abuso y la violencia de sus propios cuidadores o los miembros del círculo interno de confianza. Tenemos que asegurarnos de que la protección infantil esté completamente integrada en la respuesta a COVID-19, con recursos adecuados asignados tanto durante como después de la pandemia,” dijeron en un comunicado conjunto.

Envío de Información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

María Neira: Países sin sanidad pública universal sufrirán más por Covid-19

 

Display

Deja un comentario