Hambre barrio en Haiti alerta ONU

De no tomarse medidas 10 millones de personas podrían ser empujadas a la pobreza y el hambre en 11 países de América Latina. Aún hay tiempo de evitar que millones de personas en la región sufran, advierte la agencia de alimentación de la ONU.

La pandemia de COVID-19 en América Latina y el Caribe puede dejar alrededor de 14 millones de personas vulnerables al hambre este año. Advirtió el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas.

El hambre podría impactar la región

«Es vital y urgente que brindemos asistencia alimentaria a la creciente cantidad de personas vulnerables en la región. Así como a aquellos que dependen del trabajo informal. Todavía tenemos tiempo para evitar que la pandemia COVID-19 se convierta en una pandemia de hambre«; dijo Miguel Barreto, director regional del Programa Mundial de Alimentos para América Latina y el Caribe.

La estimación sugiere que 10 millones de personas más podrían ser empujadas a la pobreza y el hambre en 11 países de la región. Aquí se incluyen además los pequeños estados insulares en desarrollo en el Caribe.

Mal pronóstico

La proyección del Programa Mundial de Alimentos se basa en la comparación entre las evaluaciones de seguridad alimentaria realizadas en 2019. Un análisis de indicadores económicos después del brote de COVID-19 y los resultados de encuestas remotas completadas en 2020 para evaluar el impacto de la pandemia en el acceso a los mercados; alimentos seguridad y medios de vida.

El análisis de los indicadores económicos para 2020 es desalentador. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) pronostica una contracción regional promedio de -5,3% para este año. El impacto de esta contracción en la actividad económica puede agravar la condición ya precaria de millones de personas vulnerables.

Las restricciones de movimiento y las órdenes de refugio en el hogar hacen que sea difícil o imposible trabajar. Las estimaciones de la CEPAL y la Organización Internacional del Trabajo sobre las pérdidas de empleo de la clase trabajadora pobre y la pérdida de ingresos de las remesas del exterior también son negativas.

Más apoyo en lucha contra el hambre

El Programa insta a los países a brindar apoyo adicional a los beneficiarios de los programas nacionales de protección social y ampliar su cobertura a más grupos, como los migrantes y las personas sin empleo formal. Para responder rápidamente y a escala en la lucha contra el hambre por COVID-19, algunos países necesitan asistencia de instituciones financieras internacionales.

«Trabajando juntos, podemos minimizar el riesgo de inseguridad alimentaria y proteger a los países y comunidades más vulnerables de los efectos potencialmente devastadores de la pandemia«, dijo el director regional.

Con el fin de crear conciencia sobre el hambre que enfrentarán las comunidades afectadas por la pandemia, el Programa Mundial de Alimentos  está lanzando hoy la #MissingThisMealcampaign. Una oportunidad para que las personas muestren solidaridad con las personas más vulnerables. La campaña se lanza el Día Mundial del Hambre.

Para envío de información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Banco Mundial: Gobiernos latinoamericanos deben atender crisis social del Covid-19

 

Dejar una respuesta

Por favor escriba su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí