La corriente #halfcurvy nació este año a través de la plataforma instagram. Su objetivo es mejorar la autoestima de las mujeres de talla media a través del uso de la moda.

La tallas medias (40-46) son las más habituales entre las mujeres. Sin embargo, resulta difícil encontrar marcas que realcen las curvas con estas tallas. Para visibilizar esta realidad nació el movimiento #halfcurvy, que utiliza Instagram como plataforma a través del perfil @halfcurvy. “La mayoría de las mujeres no se sienten identificadas ni con las tallas pequeñas ni con las grandes”, afirman sus impulsadoras.

#patron vs. #halfcurvy

La mayoría de las marcas tratan de ser inclusivas y su tallaje se ha visto ampliado hasta la talla 44. Incluso la 46 en muchos de los casos. Pero el problema que detectan desde @halfcurvy no es de talla, sino de patrón. “Muchísimas prendas a partir de la talla 40 -de cualquier tienda que no sea de tallas grandes- no quedan bien. Realmente no están hechas para mujeres que necesiten realzar sus curvas y sentirse poderosas con ellas. Comprar en cualquier tienda y ver que los pantalones (por ejemplo) de la talla 42 quedan fatal sistemáticamente, hace sentir poco importante”, opinan.

«¿Te han dicho alguna vez que no uses estampados abajo? Pues sí podemos llevar animal print aunque tengamos cadera ancha. Solo es cuestión de elegir el corte adecuado».

Si se une esto al tabú que existe entre la mayoría de las mujeres de talla media de comprar en tiendas de tallas grandes, lo que se consigue como resultado son millones de mujeres acomplejadas. Derrocar esas ideas es la intensión del movimiento #halfcurvy. “Pocas mujeres de talla media reconocen en público que compran en tiendas plus size. Cuando esto es algo absolutamente natural ya que el resto de marcas no les representan como deberían”.

Éxito en otros países

La idea surgió tras comprobar que en otros países como Reino Unido, hay muchísimas influencers de talla media. “En cambio aquí en España las mujeres de talla media tienen mucha más vergüenza de mostrar su belleza y su estilo. Sólo hay que fijarse en el hashtag #midsizestyle creado por la influencer Anushka Moore. O darse un paseo por el centro de Londres para darse cuenta de lo atrasada que está la sociedad en este sentido”,afirman.

«Anímate a llevar vestidos cortitos. El truco para que no rocen los muslos es ponerse unos pantalones ciclistas debajo».

Pero, ¿por qué ocurre esto? Sencillo, la aceptación personal depende directamente de la opinión que tengan los demás. Según el movimiento #halfcurvy “el motivo de que cueste mucho encontrar influencers #midsize o mujeres de estas tallas que por la calle se atrevan a llevar looks más arriesgados, que quizás representarían mucho mejor su personalidad, no es más que un reflejo del miedo a ser juzgadas con el que han crecido”.

«Tengo las patitas cortas y el culo rechoncho, y aunque adelgazara 20 kg seguiría siendo así. ~ De esto va esta cuenta. No aliento que no adelgacéis si es lo que queréis y lo que hace que os sintáis mejor, pero de ser así lo tenéis que hacer desde la aceptación y no desde el complejo».

Moda y empoderamiento

Según muchos psicólogos la moda es una herramienta poderosísima para aumentar la autoestima. Cuando consigues un estilo propio las opiniones de los demás importan menos y empiezas a ser una misma. Teniendo esto en cuenta, el movimiento @halfcurvy pretende crear una corriente que elimine las vergüenzas y tabúes utilizando la moda. Así animan a las mujeres de talla media a que se muestren tal y como son. “Creemos que ver a una chica sexy de talla media que muestra su cuerpo orgullosa con un vestido ajustado o un crop top hace pensar ‘¿y por qué no?’. Eso es lo que buscamos: un click en la cabeza de las seguidoras que les impulse a atreverse con todo.”

Para envío de información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Viviana Moreira: coser y descoser para rediseñar el medioambiente

Dejar una respuesta

Por favor escriba su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí