Carbohidratos
Los carbohidratos suelen ser asociados con momentos de felicidad en la mesa.

Los carbohidratos atraviesan una crisis de reputación. Una dieta cetogénica, keto o Low carb, prácticamente elimina su ingesta. Pero ¿es tan cierta su mala fama? Los expertos en realidad recomiendan su consumo e invitan a la población a integrarlos con inteligencia dentro del plan de comidas diarias.

Una de las premisas de la dieta cetogénica es consumir menos de 50 gramos de carbohidratos por día. Eso equivale a alrededor del 5% de las calorías diarias. Pero los expertos tienen algo que decir al respecto. Y es que no deberíamos eliminar productos tan esenciales para una dieta equilibrada y saludable.

Dejemos de pensar por un momento en panes, pastas y tortas. En realidad, entre los alimentos que tienen carbohidratos están las frutas, legumbres, granos y vegetales, los cuales poseen increíbles cantidades de nutrientes.

Al eliminar los carbohidratos nuestro cuerpo deja de recibir fibra, vitaminas y minerales. Incluso antioxidantes, presentes en algunos alimentos específicos.

Por eso, entre las recomendaciones nutricionales recomendadas para planificar un régimen de alimentación saludable, se incluyen carbohidratos en abundancia. Especialmente aquellos con bases integrales. El aviso rojo de “alto” aparece solo cuando se sobrepasa la ingesta de granos procesados y los que contienen con azúcar agregada.

Ejemplos de carbohidratos saludables

Manzana. Una manzana mediana tiene 25 gramos de carbohidratos. Aporta vitamina C y fibra, la cual promueve la salud intestinal. Con este tipo de alimento bajas el riesgo de padecer enfermedades crónicas como cáncer y diabetes.

Remolacha. Una taza de remolacha contiene 13 gramos de carbohidratos. Es rica en fitonutrientes, ácido fólico, magnesio y vitamina C. Sus nitratos ayudan a expandir los vasos sanguíneos, lo que ocasiona un apoyo para bajar la presión arterial.

Arándanos. Una taza de arándanos contiene 21 gramos de carbohidratos. Consumirlos aporta fibra, proteína y vitamina C. Tener la suerte de vivir en el sur hace posible comer berries en abundancia durante las temporadas. Como moras, frambuesas y fresas.

Coliflor. Una taza de coliflor tiene 5 gramos de carbohidratos. Contiene fibra, ácido fólico y vitaminas C y K. Por tratarse de un alimento tan bajo en carbohidratos y por su textura peculiar, puede mezclarse con otros carbohidratos, como puré papas o arroz.

Garbanzos. Una taza de garbanzos hervidos contiene 45 gramos de carbohidratos. Aunque es muy mal vista por los seguidores del régimen alimentario ceto, esta legumbre es rica en vitaminas B6 y C, calcio, hierro, magnesio y fibra.

Avena. Una media taza de avena seca contiene 27 gramos de carbohidratos. Además, aporta fibra, proteína, tiamina, hierro y magnesio. Su gran beneficio es aportar fibra soluble al tracto intestinal. Reduce el colesterol y la glucosa de forma natural.

Batata. Una taza de batatas contiene 27 gramos de carbohidratos. Aporta fibra y mucha vitamina A. También calcio, vitaminas C y B6, hierro y magnesio. Y tienen un índice glucémico más bajo que las papas blancas.

Artículo anteriorPor coronavirus Google manda a sus empleados a casa
Artículo siguienteBill Gates dona 50 millones de dólares para tratamiento de coronavirus

1 Comentario

Comments are closed.