Desde hace 11 años Marisol Ahumada es parte de Herbalife Nutrition Chile, una compañía global de nutrición de venta directa. Con estudios en la Universidad del Pacífico y la Universidad Católica, se ha abierto paso en un mundo empresarial liderado por hombres. Hace cuatro años se convirtió en la primera directora mujer de la historia de la organización en su país.

En abril de este año, la gerente general de Herbalife Nutrition Chile, Marisol Ahumada, fue reconocida como Mujer Líder por la Asociación de Mujeres de Negocios y Profesionales BPW. Su trabajo es un ejemplo de cómo visualizar el emprendimiento femenino, planificar el alcance de los logros y conseguir metas a partir de la creación de comunidades.

Segura, gentil y con datos a mano que sustentan sus palabras, Marisol Ahumada habla sobre el panorama emprendedor femenino en Chile. Ella misma es una figura que resalta en él. En gran parte, es gracias a su dirección que Herbalife Nutrition Chile cuente actualmente con más de 80 mil distribuidores independientes y que el 85% sean mujeres. “Creo que es muy inspirador ver mujeres que se atreven a emprender y a cambiar su vida”, dice. “Veo que hay una gran pasión en ellas y eso es relevante al emprender. En Herbalife el 61% de mujeres son generación Millennial y 27% Generación X. La mayoría ha logrado resultados importantísimos y fíjate que parten por su autoestima. Emprender te empodera. Te hace tomar decisiones que mucho antes no te atrevías”.

La adaptabilidad como cualidad

Se habla mucho de las habilidades blandas como aporte fundamental junto a los conocimientos y la pasión. Los tiempos de pandemia han sido una puesta a prueba en muchos sentidos, y la respuesta a los desafíos suele ser un cambio de actitud. Bajo el liderazgo de Marisol Ahumada, durante el 2020 la compañía obtuvo los mejores números a lo largo de su historia en Chile. Las ventas crecieron en un 107% y los distribuidores independientes aumentaron un 237% respecto del año anterior. ¿Cómo lo logró?

“Creo que aquí hubo dos cosas fundamentales. Primero que los distribuidores independientes y la misma compañía, se pudieron adaptar muy bien al contexto. Nos apoyamos en la tecnología y en las redes sociales. Aquí se trabaja mucho en comunidad y era fundamental seguir este trato uno a uno con los clientes, acompañándolos, motivándolos e inspirándolos. Y, por otro lado, tuvimos mayor demanda. Muchas personas, la mayoría mujeres, se interesaron por su bienestar y buscaron oportunidades de negocio. A nivel mundial tenemos la misma pasión, visión y valores. Pero aquí en Chile supimos trabajar muy bien bajo el contexto de las herramientas digitales y nos reinventamos. Para nosotros la resiliencia fue clave”.

“Nuestra compañía realizó un estudio en 15 países, a 9 mil mujeres y el 72% de ellas afirmó que sueñan con emprender su propio negocio. Tres aspiraciones las motivan: su propia jefa, ser soporte económico y apoyo para su familia y conseguir una pasión”.

¿Qué necesita una mujer para ser emprendedora? ¿Y qué hace falta para desarrollar el liderazgo femenino?

Estoy convencida que la diferencia es la actitud frente a la vida. Algunas tienen más dormida esa actitud, pero está en todas, somos multifuncionales. Y también, muy importante, la autoestima. Cuando uno está equilibrado, en su centro, de alguna manera brinda soporte al resto. Estas habilidades blandas que muchas veces las mujeres las traemos per se, porque son parte de nuestro género. Yo agradezco a la Asociación de Mujeres de Negocios y Profesionales BPW por el premio que me dieron, y también agradezco a Herbalife Nutrition Chile por permitir desarrollarme como mujer profesional. No solo a mí. En esta compañía, a nivel regional, el 50,5% son mujeres y el 47% de los cargos gerenciales los ocupan mujeres. Además, el 68% de los consumidores son mujeres. Cuando tenemos una oportunidad de crecimiento podemos emprender, desarrollarnos y sentirnos plenas”.

La actitud y aprovechar las oportunidades son algo fundamental inicialmente. Pero, a partir de allí viene las acciones. ¿Qué recomienda?

Primero partir por uno, por ser ejemplo para otras mujeres frente a los desafíos de la vida en general. Y luego, trabajar en el acompañamiento, crear equipos. Las mujeres se empoderan y se acompañan, eso es fundamental en el propósito de lo que quieres lograr en la vida. Cumplir las metas siempre es mejor si estás acompañado por personas que tienen tus mismos propósitos. Es clave estar ahí, dar soporte continuo, tener habilidades blandas en términos de comunicación y, también, de honestidad.

¿Cómo fue su inicio de carrera y cómo se desarrolló hasta conseguir un sitial en el liderazgo femenino?

Involuntariamente uno es un referente de muchas personas más. Hay muchos detalles que uno piensa que no se ven ¡y se ven! La gente de alguna manera crea un ejemplo en ti. Yo llevo más de 20 años trabajando en departamentos del área comercial y del marketing y para mí ha sido clave compartir los mismos valores con los de la organización. Si uno pone el corazón, pone la mente y pone el esfuerzo. Así uno va evolucionando y desarrollando la carrera, siempre con innovación y creatividad.

¿Recomendaciones? Generar alianzas, tener un mensaje claro y unificado, y saber hacia dónde dirigir las metas y el propósito.

¿Qué recomendaciones puede compartir para que las mujeres creen comunidad?

Las mujeres somos expertas en el acompañamiento, en el estar ahí. Siempre estamos para apoyar. En esta compañía hay mucho de crear grupo y cuando se crean grupos sientes pertenencia. Y la pertenencia también te hace sentir parte de algo y te empodera también.

¿Qué proyectos tiene Marisol Ahumada pendientes por desarrollar?

Primero que todo para mí es muy importante el tema familiar y eso pasa por aspectos súper sencillos. Sentirme plena como mujer, tener a mis hijos sanos… pasa por el equilibrio que uno puede tener. Pero también en términos familiares y como desarrollo de carrera quiero seguir apoyando a otras mujeres. Lo hemos hecho todo este tiempo, tenemos un equipo potente de mujeres líderes, que son un ejemplo de empoderamiento femenino. Hay que atreverse a empoderarse, a desarrollarse como mujer, salir de ciertos temas. Porque muchas veces uno siente limitaciones porque es mamá, pero también puedes desarrollarte en otras cosas. Existen muchas oportunidades, espacios y soportes.

Para envíos de información escríbanos a: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Artículo anterior¿Profesores agotados? Fundación Chile y educarchile inician consulta
Artículo siguienteCómo abordar la inequidad en la Educación Inicial