“La paridad llegó para quedarse. El proceso constitucional en Chile es una innovación reconocida en Latinoamérica como un ejemplo de justicia hacia la mujer. Yo estoy en el Distrito 23, somos en la Lista cuatro mujeres y nos resulta tremendamente complejo hacernos conocidas. A mí me da un poco de lata que cuando vamos a conversar con las personas, sobre todo en los lugares donde vivo, no piensan que una es profesional, sino que soy la esposa de tanto. Nos cuesta entrar en la política y la paridad nos lleva a hacer un poco de justicia”.

La candidata a constituyente por el Distrito 23, Luz Alca Turra, es una figura conocida entre los defensores de la naturaleza y las riquezas renovables de La Araucanía. Sus denuncias en torno a las zonas de sacrificio y el acompañamiento que hace a los habitantes es su sello.

“Soy mapuche. Y además mujer”. La fuerza y seguridad que proyecta Luz Alca Turra, candidata por el Distrito 23, hace que vibre cuando habla. Está acostumbrada a exponer claramente sus argumentos. Sus primeros públicos fueron sus alumnos. Ejerció la docencia con niños, jóvenes y estudiantes universitarios. Ahora lo hace como defensora de los derechos. Y aunque de entrada advierte con voz firme que ella “no es una activista”, su lucha por el medio ambiente es una labor que la identifica. La profesora y abogada apuesta a ser parte de la constituyente, con el respaldo de la Lista del Pueblo.

“Me crie en un grupo de hermanas mujeres y tuvimos que aprender todas las faenas del campo con nuestro padre. Eso nos hizo valorar la tierra y los recursos naturales”, dice comprometida. Actualmente Luz Alca Turra es asesora de comunidades y organizaciones que se encuentran en zonas de sacrificio ambiental. “El extractivismo está en plenitud, tiene enteramente destruido el territorio”, denuncia. “En esta candidatura apostamos a los bienes comunes. No nos oponemos a la extracción de recursos naturales porque como mujer mapuche campesina los requiero para vivir. Pero sí nos oponemos a la explotación exacerbada que destruye nuestra naturaleza, fuentes de agua subterráneas, flora y fauna. Eso impide que el círculo natural de la vida se desarrolle”.

“Queremos que la educación superior sea tocada en esta constitución. Que el Estado se haga cargo a través de la ética de no solamente financiarla, sino hacerla de calidad. Y la calidad para nosotros es la pertinencia territorial. Una universidad que realmente contribuya al desarrollo de los propios territorios y que los jóvenes no terminen todos queriendo estudiar en la Universidad de Chile porque eso -entre comillas- les da prestigio. ¿Prestigio de qué? ¿De centralización?”

Criterios para la Nueva Constitución

Luz Alca Turra postula por el Distrito 23, que integra las comunas Teodoro Schmidt, Carahue, Temuco, Cholchol, Pitrufquén, Cunco, Curarrehue, Freire, Gorbea, Loncoche, Villarrica, Nueva Imperial, Padre Las Casas, Pucón, Saavedra y Toltén. Durante sus recorridos de campaña convoca a unirse en una voz. “Las causas son de todos nosotros. Yo soy parte también de esas necesidades. No me defino como una mujer activista porque cuando se habla de activista siento que se empieza a transformar en ese caudillismo de las luchas sociales. Estamos cansados de los caudillos. Yo soy parte de los problemas y trato de canalizarlos en esta nueva constitución”.

La candidata propone varios criterios fundamentales. El primero es incluir en su preámbulo el perdón por parte del Estado de Chile hacia la vulneración de los derechos humanos. “No solo para los pueblos originarios sino para las clases mas desmejoradas que hemos tenido que sacarnos la mugre para salir adelante. Perdón por la falta de educación que ha tenido el Estado con todo Chile. Me siento impotente frente a cómo se ha manipulado la educación al servicio de un modelo económico que solo ha traído destrucción al territorio”, afirma.

“Hoy en día tenemos una Superintendencia del Medio Ambiente de la Región de La Araucanía con  Solo dos fiscalizadores. Eso muestra un Estado totalmente despreocupado por el extractivismo”.

También propone redactar una constitución donde la ética esté presente como concepto. Que se incluya la soberanía digital, científica y tecnológica como pilar. Así como la soberanía del territorio, propiedades comunes, el Estado Participativo, la paridad de género y los derechos de la mujer.

“Las garantías constitucionales deben reconocer el rol de la mujer”, indica. “Nuestra constitución hoy dice ciudadanos, pero también podría decir ciudadanas. Al decir ciudadanos está señalando que la política está entregada a la masculinidad. Esas cosas tienen importancia. La sociedad ha cambiado y la constitución tiene que hacerse cargo de que la mujer rural, de la casa, aquella que no tuvo una profesión, fue la que sostuvo la economía y la educación familiar. Mientras los hombres se dedicaban a cumplir otros roles no menos importantes, la mujer sostuvo la economía de este país por muchos años y lo sigue haciendo. Hoy día debe ser reconocida”, finaliza.

Conoce más sobre las propuestas de Luz Alca Turra en su perfil de Instagram @luzalca.constituyente Infórmate sobre el proceso para elegir a los 155 miembros de la Convención Constituyente que redactará una nueva Constitución.

Display

Deja un comentario