Uvas para vino tinto

El vino siempre será un tema de conversación ideal para romper el hielo. Sobre todo en Chile donde conocer de vinos es algo muy valorado. Los tipos de vino tinto, su dulzor, la acidez, el cuerpo; son conocimientos esenciales que además de presentarte como toda una experta, te permitirán disfrutar de esta bebida. Bautizada ya desde hace siglos como el “elixir de los dioses”.

Chile es un país productor de vino. Más allá de nombres famosos como el Concha y Toro, el Chadwick de Errazuriz, o el Viñas Almaviva; mundialmente reconocidos. En cada feria estival, en los supermercados, en los mercados campesinos vamos a encontrar siempre a emprendedores con muy buenos vinos. Una oferta muy variada que disfrutaremos mejor si sabemos como diferenciarlos. Con estos consejos podrás elegir el vino ideal para cada ocasión y dedicar parte de la conversación de sobremesa al sabor del vino. Eso siempre será muy provechoso para tu imagen.

Vino dulce o seco

Seguramente has escuchado de vinos secos o dulces. Esto se basa en la cantidad de azúcar residual que queda en los vinos cuando finaliza el proceso de fermentación. Un vino dulce tiene una mayor cantidad de azúcar residual. Cuanto más seco es menos azúcar queda. Más azúcar se ha convertido en alcohol durante el proceso de fermentación. Los vinos secos tienen un sabor más amargo.

El contenido de alcohol es más bajo en los vinos dulces. Por lo general los dulces y semidulces tienen menos de 10º de contenido de alcohol. Un semiseco tendrá un contenido de alcohol del 11-12.5º. Mientras que un vino seco tendrá un contenido de alcohol mayor al 12.5º.

De tal uva, tal vino

La variedad de vino dependerá del tipo de uva con la que fue preparado. El “varietal” se refiere a la variedad específica de uva de la que está hecho, esto le dará gustos, aromas, texturas y apariencias muy diferentes.

Las variedades más conocidas de tintos en el mundo son las siguientes:

Pinot Noir

Pinot Noir es un vino tinto seco bien conocido, pero también es muy difícil de lograr en su plenitud. Es un vino chileno por excelencia. Su acabado final puede ser impredecible debido a la fragilidad de las uvas, que en algunos casos adquieren un sabor a hierba. Cuando está bien hecho, Pinot Noir presenta un sabor único que tiene hojas de tomate, cereza pálida, moras y ciruela. Es muy delicado, pero también puede resistir el envejecimiento durante décadas.

Syrah o Shiraz

Syrah o Shiraz. Es un vino popular en Chile, California, Washington y partes de Australia. Tiene notas picantes, ligeramente picantes y puede convertirse en una variedad de vinos, desde vinos espumosos hasta puertos fortificados, que son muy dulces.

Gamay

Gamay es un vino tinto dulce que presenta toques de frambuesas, cerezas y fresas. Está hecho para beberse «joven» (en lugar de envejecer como un Cabernet Sauvignon, por ejemplo). El de origen de la cepa es de Borgoña.

Carménère

La cepa carménère es la marca registrada de los vinos chilenos. La cepa proviene originalmente de la región francesa de Medoc, pero la especie fue exterminada en Europa por la filoxera en el siglo XIX. Sus características son un color rojo intenso con un aroma a bayas, además es frutoso. La concentración de taninos no es tan alta como en el cabernet sauvignon.

Merlot

Merlot es conocido como el Chardonnay de los vinos tintos. Es versátil y más sabroso que algunos otros vinos tintos y tiene un tono azulado distinto similar al de un arándano.

Malbec

El Malbec tiene un nivel medio de dulzura, pero también tiene un sabor más agrio y ácido que otros rojos, así como toques especiados. Esta variedad es conocida como una uva de mezcla que es muy popular en Argentina. Su sabor es menos fuerte y menos distintivo que algunos otros rojos, con notas de sandía, cereza, ciruela y fresa. Proporciona un medio feliz entre vinos más secos como Cabernet y opciones más dulces. Es ligero y suave pero aún contiene una buena profundidad de sabor.

Zinfandel

Zinfandel fue una vez conocido solo como una uva de California. Ahora, sin embargo, crece en toda la costa oeste de los Estados Unidos, así como en diversas áreas como Italia, Australia y Croacia. Conocido por sus sabores maduros y dulces con notas de cereza negra. Es fuerte, llega hasta un 14,5 de alcohol.

Sangiovese

Sangiovese es la uva principal de la región de la Toscana. Es el componente principal de los vinos Chianti y Brunello di Montalcino. Sangiovese tiene un color claro y un alto nivel de acidez.

Cabernet Sauvignon

Cabernet Sauvignon con su origen en el Valle de Napa de California, se cultiva en todo el mundo y presenta un sabor único con toques de cereza negra y grosella. Es de color profundo y a menudo se mezcla con otros vinos para suavizar su sabor algo astringente. Es un tinto seco.

La acidez

La acidez de un vino tinto corresponde a su PH. Deja un impacto significativo en su color, así como en su sabor. Cuanto más alto es el nivel de acidez, más brillante es el color rojo. Los vinos de baja acidez desarrollan un tono azul o púrpura. En algunos casos, incluso pueden adquirir un color marrón debido a la oxidación. Los vinos con un PH más alto tienden a oxidarse más rápido que aquellos con un pH más bajo.

Estilos de vino tinto

Los vinos tintos vienen en tres estilos principales: cuerpo ligero, cuerpo medio y cuerpo completo.

De cuerpo ligero

Los rojos de cuerpo ligero contienen menos taninos y tienen un sabor más ligero. Son menos exigentes y no competirán con alimentos muy sabrosos o ricos. Un buen ejemplo de un vino de cuerpo ligero es un Gamay.

De cuerpo medio

Los vinos tintos de cuerpo medio contienen más taninos que sus contrapartes de cuerpo ligero. Sin embargo, no son terriblemente amargos y no producirán la misma cantidad de fruncido de labios por el que algunos rojos son conocidos.

Ejemplos de tintos de cuerpo medio incluyen Shiraz, Merlot y Sangiovese.

Con cuerpo 

Un vino tinto con cuerpo tendrá el mayor contenido de taninos, así como, en la mayoría de los casos, el mayor contenido de alcohol. Los vinos con cuerpo tienen una sensación más pesada en la boca, más como si estuvieras bebiendo leche, mientras que los vinos de cuerpo liviano se sienten más como si estuvieras bebiendo agua. Cabernet Sauvignon y Cabernet Franc son buenos ejemplos de tintos con cuerpo.

Cómo elegir el mejor tinto

Esto es muy subjetivo y depende de lo que realmente te guste. Puedes elegir un dulce de cuerpo ligero, muy frugal y pasarlo muy bien. De todas formas unas consideraciones que también se deben tomar en cuenta.

Complejidad

Cuanto mejor sea un vino tinto, más complejo será su sabor. Cuando tomas un sorbo, podrás detectar varios sabores diferentes a la vez. Cuando bebe un Cabernet Sauvignon de alta calidad, por ejemplo, puede captar fácilmente toques de cereza, pimiento verde y grosella.

Intensidad

Considere también la intensidad de los sabores del vino. Debería ser fácil para usted identificar claramente las diferentes notas en un buen vaso. Cuanto más evidentes son, mejor es la intensidad del vino y mayor es su calidad general.

Equilibrar

También debe haber un equilibrio entre los diferentes sabores en un vaso de buen tinto. Si un sabor domina a todos los demás, no es una buena señal. Debe sentirse bien estructurado y, aunque los sabores deben ser obvios, tampoco debe tener la sensación de que un sabor es abrumador.

Maridajes

En cuanto a las combinaciones de alimentos, hay mucha variedad cuando se trata de los alimentos que saben mejor junto con el vino tinto. El maridaje ideal de alimentos depende del tipo de tinto que esté sirviendo.

Una buena regla general es considerar el peso del vino junto con la riqueza de la comida. Por ejemplo, si está sirviendo un vino tinto rico y con cuerpo, como un Cabernet Sauvignon, lo mejor es combinarlo con alimentos ricos como un buen filete de res. Los tintos de cuerpo ligero, por otro lado, funcionan mejor con alimentos más livianos como el pollo y las verduras.

Enviar información a: redaccion@mujerdelsur.cl

 

 

2 Comentarios

Dejar una respuesta

Por favor escriba su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí