Los antioxidantes en las infusiones retrasan el envejecimiento celular. Así lo sabían las grandes culturas milenarias y así lo confirman los estudios más actuales.

Los antioxidantes de las infusiones son componentes realmente esenciales para encarar cada jornada. Aportan energía y vitalidad vitales como milenarias culturas lo han comprobado. Tal es el bienestar que aporta esta bebida que su consumo cada vez está más extendido en la población.

Las bebidas calientes orgánicas son la reina del momento. Cada vez más personas quieren disfrutar de sus innumerables propiedades. Y no extraña que sea así porque los antioxidantes de las infusiones son realmente mágicos.

Los antioxidantes de las infusiones previenen y retrasan el daño en las células. Actúan sobre los radicales libres, que son el peligro principal de las estas unidades moleculares. Inhiben la oxidación de órganos, sistemas y partes del cuerpo que podrían sufrir sus estragos.

Multitud de beneficios

El té es, junto a otros alimentos como las zanahorias, las papas, las alcachofas o las judías -entre otros-, uno de los productos con mayor proporción y variedad de estos componentes. Los oxidantes de las infusiones apoyan el mantenimiento del organismo. Y, por consiguiente, el bienestar de las personas.

El consumo habitual de estas bebidas, por tanto, incide también en otras propiedades muy importantes. Como su contribución a una buena digestión, su capacidad astringente e, incluso, su poder para mejorar a nivel psicológico.

El poder antioxidante de las infusiones se traduce en una mejora del sistema inmunitario.

Los tés con más antioxidantes

La mayoría de las variedades de tés cuenta en sus composiciones con un alto grado de antioxidantes. Pero hay algunas con mayores proporciones que otras.

Según han concluido distintos estudios, el té blanco es es la estrella con más antioxidantes de las infusiones. Y, sobre todo, el más natural que se puede encontrar en el mercado. Tiene gran importancia de los polifenoles, una variedad de estos componentes con grandes beneficios.

Los tés verde, rojo y negro son otras alternativas con grandes contenidos de antioxidantes. Su efecto antioxidante es producido por las catequinas y polifenoles. Beberlos ayuda a mantener jóvenes las células, incluyendo las paredes arteriales, lo que también favorece al sistema cardiovascular.

Fuente: Punto de Té.

¿Quieres contactar al equipo de MujerdelSur.cl? Escríbenos: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Jacqueline Díaz Ramírez: Pócimas de magia y sabiduría

 

 

Display

Deja un comentario