La dieta pescatariana (pescado/vegetariano) se enfoca en los productos que provienen del mar y el huerto. La idea parte de la mesa de un pescador, la cual es abundante en mariscos y pescados. Además del hecho de que este le da la espalda a la carne y las aves de corral, pero no a los vegetales.

La gente que elige la dieta pescatariana suele hacerlo para obtener los beneficios de salud de una dieta basada en plantas y pescado. La cual es bastante saludable para el corazón. Otros tratan de frenar el impacto ambiental. Y otros simplemente prefieren hacer esto por gusto personal.

El término se comenzó a utilizar a principios de la década de los noventa, como combinación de la palabra italiana “pesce” y “vegetariano”.

Un pescatariano elige comer una dieta vegetariana, pero que también come pescado y otros mariscos. Dicha dieta es principalmente vegetal, aunque también incluye legumbres, algunos frutos secos, grasas saludables y marisco como fuente principal de proteínas. Muchos también comen otros productos lácteos y huevos, aunque cada dieta suele variar.

Beneficios de la dieta pescatariana

Existe gran cantidad de beneficios comprobados de las dietas que se basan en plantas, incluyendo un menor riesgo de obesidad y de enfermedades crónicas, como la diabetes. De acuerdo a las investigaciones, cualquier persona puede obtener los beneficios protectores en una dieta pescatariana. 

La dieta pescetariana invita a mantener un equilibrio perfecto entre productos del mar, granos integrales, vegetales y frutas.

Un estudio confirmó que las personas pescatarianas tenían menos riesgo de desarrollar diabetes, con un 4,8 % frente al 7,6% de los consumidores de carne. Otro estudio observó también a las personas que comían estos productos, y llegaron a la conclusión de que los pescadores tienen un riesgo de un 22% menor de morir de enfermedades cardíacas en comparación con las personas que comían carne.

La cantidad recomendada de mariscos para adultos por semana es de dos a tres porciones (12 onzas en total).

El planeta lo agradece

Además de todas estas cuestiones, también es importante tener en cuenta el impacto ambiental de la cría de ganado. Según las Naciones Unidas, esta contribuye al 15% de todas las emisiones de carbono que produce el hombre, mientras que la producción de pescado y marisco tiene una huella de carbono menor que la producción de cualquier producto de origen animal. Un estudio realizado en 2014 aseguró que las dietas de los consumidores de pescado causaban un 46% menos de emisiones de gases de efecto invernadero que las dietas de las personas que consumían al menos una porción de carne diaria.

Si se tienen en cuenta todos estos aspectos, se puede llegar fácilmente a la conclusión de que la dieta pescatariana es mucho más beneficiosa en todos los aspectos. No solo para la salud de las personas sino también para el planeta. Por ello, nunca está de más conocer todos los detalles sobre este tipo de dietas, de manera que se pueda contribuir a una mejora de salud y del estado medioambiental.

Display
Artículo anteriorApp Florencia: la nueva aplicación para lograr una vida sin tabaco
Artículo siguienteAkacia: La voz de la cueca que habla del Mallolafken
Sala de redacción de Mujer del Sur

Deja un comentario