En tiempos de confinamiento, el abstraccionismo vuelve a ser un modo discursivo que nos acerca al maravilloso fenómeno alquímico de convertir las dificultades en creatividad.

La abstracción implica un modo de pensar y expresar la realidad, de ideas ausentes de toda narrativa, con vitalidad propia, dotada de sus propias significaciones. Tres artistas coinciden en un punto de partida y en la manifestación de una voz universal que interroga la naturaleza de la imagen. Son Pristowscheg, Dagoberto Becerrit y José Páez del Nogal, cuyas obras se unen para ofrecer tres aproximaciones al abstraccionismo.

Por: Anny Bello.  Investigadora y Curadora en Artes Visuales. 

La exposición “3 en la contemporaneidad. Pristowscheg, Dagoberto Becerrit y José Páez del Nogal”, muestra a través de la pintura, la escultura y los medios digitales, una comunión de lenguajes disímiles en sus resultados, pero coincidentes en sus interrogantes plásticos. Los tres son afluentes que coinciden en la abstracción.

De izquierda a derecha Pristowscheg José Páez del Nogal Walter Verlezza y Dadoberto Becerrit. Esta tríada de artistas nos acerca a un diálogo de poéticas de variadas posibilidades técnicas y expresivas de la abstracción en sus vertientes expresionista, orgánica y geométrica.

La intangibilidad en digital

Pristowscheg —nombre artístico de Giuseppe Lupo—, atraído por la fotografía digital en blanco y negro, observó en algunas de estas imágenes, llamativas posibilidades compositivas. Con la computadora como herramienta de trabajo, empezó a  seleccionar ciertas partes del paisaje, de las que se desprendieron otras formas autónomas de su referente original.

Pristowscheg trabaja en modulaciones abstractas originadas con herramientas digitales.

Con la ayuda de la paleta gráfica y la edición, creó un corpus de obras de distintas modulaciones abstractas que oscilan entre un carácter geométrico y orgánico. En la fase final de realización, la intangibilidad de la obra que nace de una matriz digital, adquiere una nueva cualidad plástica, cuando se imprime sobre papel, metal o acrílico, mediante los medios tecnológicos adecuados a la factura que desea lograr.

Presencias angulares

Espectro geométrico es el título de la serie que desarrolla Dagoberto Becerrit. En estas obras —colgantes, a pared o piso—, el cubo es un elemento central, de alta complejidad compositiva.

Dagoberto Becerrit expone un trabajo espectral ingenioso.

Están realizadas con planchas de metal cuyos lados se unen en sus bordes para dar forma a un elemento abierto que cobija su propio diseño estructural (por ejemplo, formas triangulares, rectangulares). La iluminación que se refleja en las planchas sólidas y micro perforadas, desencadena fenómenos perceptivos y variables, lo que da a estas obras la noción de ‘espectro’. El comportamiento de la obra define claras relaciones con el entorno, el sujeto y el tiempo, convirtiéndolo en un ‘acontecer’.

La abstracción en una pincelada

José Páez del Nogal se presenta con la serie Trazos, realizada entre 2015 y 2019, con materiales diversos, sobre papel y tela, en la que consigue una delicada y potente combinación de trazos, planos geométricos y fondos blancos, para cuyo efecto, en ocasiones, utiliza el recurso de la tela cruda.

José Páez del Nogal establece un discurso entre la pintura y el dibujo.

El sistema de líneas, puntos y color es el basamento plástico de su obra en la que conviven en armónica tensión planos rectos, áreas sin intervenir y la naturaleza expresionista de la pincelada. Es un trabajo de rica plasticidad en la que se llevan al límite las relaciones entre la pintura y el dibujo.

El arte como canal sensible de conexión con el mundo, enlazado a su propia secuencia estilística y de ismos, ha sido hasta ahora, un censor crítico de la historia.

En tiempos de confinamiento, el abstraccionismo vuelve a ser un modo discursivo que nos acerca al maravilloso fenómeno alquímico de convertir las dificultades en creatividad. Es justamente, esta decisión de reinvención, la que nos muestran estos tres artistas, quienes han asumido como modelo los criterios conceptuales de esta forma de expresión.

La muestra cuenta con el patrocinio de la Galería Niela y Galería Hotel Tamanaco, y la organización del equipo de la Revista Artefacto Internacional en la producción editorial del catálogo y montaje de la exposición. El texto curatorial está a cargo de Anny Bello y posee la curaduría de Laura Morales Balza en la sección de Pristowscheg. Actualmente se exhibe en el lobby del Hotel Tamanaco Intercontinental Caracas y permanecerá abierta hasta mayo.

Conozca más sobre el trabajo de la autora de este artículo en su blog anny-bello.blogspot.com Y siga a quienes hacen posible que la exposición 3 en la contemporaneidad. Pristowscheg, Dagoberto Becerrit y José Páez del Nogal sea una realidad: @galerianiela@ictamanaco@artefacto_magazine@pristowscheg@josepaezdelnogal@dagobertobecerrit@vanessavaldes.art@walterverlezza@annybellom@chaletrancholuis@elsiglocomv

 

Deja un comentario