“Ser candidata y disputar un espacio en la institucionalidad fue un cambio súper drástico. Creo que es necesario que se ocupen todos los espacios. Finalmente, lo importante es conseguir derechos y para eso es necesario estar en todos los frentes”.

Ha sido dirigente estudiantil, vocera feminista y activa defensora del pueblo mapuche. Su espíritu inquieto despertó cuando era muy joven y escuchaba los problemas de su comunidad, en el Lof Hualacura, en Nueva Imperial. Ahora Ericka Ñanco Vásquez es candidata a la Convencional Constituyente por el Distrito 23 de la Araucanía ¿Cuáles son sus propuestas?

“Queremos que se derogue el Código de Aguas porque gracias a eso las aguas de Chile están privatizadas”, dice Ericka Ñanco Vásquez para explicar parte de sus planteamientos. Su preocupación por el medioambiente es latente y domina parte de su discurso y de sus acciones. “Pasa mucho en la región que las inmobiliarias construyen encima de los humedales y afectan su flora y fauna. Destruyen la biodiversidad”.

Para la candidata a constituyente la naturaleza debe estar considerada en la Constitución como sujeto de derecho. “Eso nos traería beneficios a nivel de no extracción total de los recursos y bienes comunes que hay en el territorio y que están siendo saqueados por empresas nacionales y transnacionales. Eso nos perjudica principalmente a las personas que habitamos acá. Las forestales y las hidroeléctricas intervienen y destruyen los ecosistemas, crean desastres medioambientales. Y las comunidades que viven aledañas terminan empobreciéndose no solamente en lo material sino también en lo espiritual. Porque aquí se viven de la naturaleza y se desarrolla la vida entorno a ella”.

“Algo importante que se está dando en este proceso de convención constituyente es por un lado la paridad, y por otro, los escaños reservados que darán cupo a los pueblos indígenas. Pero nosotras decidimos llevar la candidatura dentro de los escaños convencionales porque si seguimos siendo minoría vamos a tener que seguir dependiendo de voluntades políticas externas. Y si logramos ganar no solamente seríamos más representando a los mapuches sino al género”.

Descubrir el feminismo

Ericka Ñanco Vásquez tiene sus raíces muy claras. “Soy Ñanco del Lof Hualacura, Nueva Imperial y Vásquez del sector Pullinque, Panguipulli. Desde chica he estado bien metida en la organización con mi comunidad y con comunidades que estaban en conflicto. Siempre tuve la concepción de que había que luchar por el hecho de ser mapuche para conseguir derechos. Entonces de a poco me fui vinculando, pero siempre desde una perspectiva bien lejana al tema de liderar o a hacer política tradicional”, señala.

También es potente su identidad con el género. De hecho, su candidatura a la Convencional Constituyente por el Distrito 23 de la Araucanía se debe a una solicitud del movimiento feminista. “Me vinculé con los movimientos feministas no dentro de las comunidades sino por fuera. Y eso me abrió otra perspectiva porque me hizo cuestionarme cómo normalizaba la dinámica que estaba llevando. Hoy levantamos una organización de mujeres acá en Temuco donde abordamos la violencia de género dentro de las comunidades y la violencia institucional hacia las mujeres mapuches”.

Ericka Ñanco Vásquez reflexiona sobre el hecho de que conoció el tema feminista cuando era adulta. «Uno siempre está con mujeres, pero no desde la perspectiva feminista. Con las mujeres mapuche me relacionaba en círculos que eran bastante machistas. No por ser mujer uno debe estar callada, no opinando, escuchando lo que hablan los hombres porque ellos no son los que llevan la bandera de lucha. Además, las mujeres mapuches vivimos con otra forma de discriminación por el hecho de ser mujeres, de venir del campo, por muchas veces no tener derecho a la educación o a trabajos que sean dignos. Y también se da una injustica dentro de las mismas mujeres que no son mapuches y nos discriminan. Tampoco era justo”, enumera.

En 2019 Ericka estuvo vinculada con la Coordinadora 8 de marzo nivel nacional y fue vocera de la Macrozona Sur y de la Huelga General Feminista 8 de marzo. “Pudimos instalar la desmilitarización de La Araucanía como un eje central dentro del movimiento feminista. Fue uno de nuestros avances importantes junto con la plurinacionalidad: reconocernos como mujeres que luchan, pero a nivel plurinacional. No solo las mujeres que luchan son de Santiago o son mujeres blancas por así decir, que están abordando problemas de género. Somos mujeres de todas las nacionalidades que estamos con distintas perspectivas y era importante enlazar esto dentro del programa feminista”.

Hay que entender de qué manera se va a dar la plurinacionalidad. Porque no solamente va a ser un escrito en la nueva constitución, sino que tiene que ir acompañado de procesos de educación también. Educación cívica y educación en todos sus ámbitos. Y entenderla no solo como concepto sino como una forma de vida, como parte de la descentralización de los territorios. Así, los pueblos originarios que estamos hablando de la plurinacionalidad podremos llegar a procesos de autonomía”.

Familia, cultura y mandato

La Ericka de su casa es su mamá. Para la joven candidata lo normal ha sido ser llamada “la coca, Coki o Cukis” desde que era bebé. Siendo la tercera de tres hermanas era natural que causara ternura en las mayores, y cuando llegó de la maternidad a la mayor le pareció “Una cosita o coquita”. La familia es para Ericka Ñanco Vásquez una columna vertebral, y este año en medio de su candidatura, casi flaquea ante las consecuencias de la crisis sanitaria.

“No es solamente el encierro lo que afecta una campaña porque no puedo estar directamente con la gente en terreno. Sino que en lo familiar sufrí la pérdida de mi abuelo por el Covid y nadie sabía si mi papá se había recuperado o no. Uno no puede ver a su familia por la cuarentena y eso me trajo consecuencias a nivel emocional”.

“Siempre he estado vinculada a causas que considero que son justas, como la causa mapuche y la causa feminista, También hemos levantado distintos espacios de organización, como escuelas populares y me he vinculado con causas de femicidio, tratando siempre de ser un aporte. Ahora lo electoral es solamente una coyuntura. Lo que queda es el trabajo que uno está haciendo porque gane o pierda yo voy a seguir haciendo activismo social. Creo que es lo que tengo que hacer como un mandato personal”, finaliza.

Para seguir las propuestas y acciones de Ericka Ñanco Vásquez síguela en sus redes sociales @ericka_nanco en Instagram y @ericka_nanco Twitter.

Puedes enviar información a: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Display

Deja un comentario