Fecundidad femenina embarazo
Foto de Daniel Reche en Pexels

En un reciente estudio de fecundidad femenina realizado por científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston (BUSPH). Se determinó que las temporadas del año influyen a la hora de quedar embarazada.

En un estudio sobre fecundidad femenina realizado por científicos de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Boston (BUSPH), que involucró a más de 14,000 mujeres que intentaban quedar embarazadas, en los EE. UU., Canadá y Dinamarca, se analizaron datos que incluían variables como la frecuencia de las relaciones sexuales, la menstruación, el tabaquismo, el tipo de alimentación, los ingresos de la pareja y el nivel educativo.

Este estudio, el primero realizado en tan alto número de individuos incluyendo variables como el comienzo de la búsqueda del bebé. Define a la fecundidad femenina como la posibilidad de quedar embarazada en el ciclo menstrual. Fue hecho a través de encuestas y del seguimiento pormenorizado de las involucradas; hasta que quedaran en gestación, comenzaran un tratamiento de fertilidad o intentaran concebir sin éxito durante un año.

Patrones estacionales en la fecundidad femenina

«Hay muchos estudios que analizan los patrones estacionales en los nacimientos, pero estos estudios no tienen en cuenta cuándo las parejas comienzan a intentarlo, cuánto tiempo tardan en concebir o cuánto duran sus embarazos», explicó Amelia Wesselink, PhD en epidemiología en la BUSPH.

El estudio determinó que tanto las canadienses como las norteamericanas comenzaban a buscar sus hijos en el otoño. Las danesas lo hacían, pero en un menor porcentaje. Uno de los factores que probablemente podría influir en esta decisión era que los hijos nacerían en verano; época por lo general de vacaciones, durante la cual los padres tendrían más tiempo para atender la llegada del nuevo miembro a la familia.

Así mismo los resultados del estudio publicados en la revista Reproducción Humana arrojan que las estaciones del año influyen en la fecundidad femenina y la probabilidad de quedar embarazada.

En otoño hay más embarazos

Estadunidenses y canadienses tenían un 16% más de probabilidad de embarazarse en otoño que en primavera. En las danesas este porcentaje era del 8%.

Al cruzar estos resultados con otras variables del estudio como; la frecuencia de la menstruación, la frecuencia de las relaciones sexuales, el consumo de azúcar, el tabaquismo, y el uso de medicamentos. Ninguno afectó la influencia de la estación del año en la fecundidad.

Los investigadores no saben a ciencia cierta porque la estación del año afecta la fecundidad femenina, sin embargo tienen hipótesis en torno a variables como la humedad ambiental, la temperatura y la exposición previa a la vitamina D.

Para enviar información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Gian Taran Singh: Kundalini Yoga una disciplina de unión con lo elevado

 

Deja un comentario