Documentales Cortos el club de Claudia Kishi
Imagen cortesía de Netflix

El club de Claudia kishi (10 de julio) y los Speedcubers (29 de julio). Serán los documentales cortos que estrenará Netflix el próximo mes. La historia de una artista de origen asiático que irrumpió con su frescura en la cultura popular de los ochenta y noventa. Así como las competencias del cubo Rubik, son los temas centrales de ambos cortos.

Netflix estrena dos documentales cortos durante el mes de julio. El gigante del entretenimiento apuesta por el género de los documentales cortos como una manera de conquistar a una audiencia que desea contenidos interesantes, así como ligeros y entretenidos.

“El club de Claudia Kishi” estrena el 10 de julio

Para muchas chicas asiático-estadounidenses, Claudia Kishi fue la primera persona en la que se vieron retratadas en un medio de comunicación masivo. Claudia, una de las protagonistas de los conocidos libros de “El club de las niñeras”, fue una de las pocas chicas de origen asiático presentes en la cultura popular de los ochenta y los noventa de los Estados Unidos. Este personaje, además, rompió con los estereotipos de las asiáticas: era creativa, popular y no sacaba buenas calificaciones. Para los lectores que ansiaban ver su reflejo en las obras que leían —no como personajes secundarios o exóticos, sino como personas con características completamente desarrolladas—, Claudia fue toda una revelación.

Al ser una artista en ciernes, era un modelo para jóvenes creadores, muchos de los cuales están triunfando ahora. El club de Claudia Kishi presenta a un carismático grupo de artistas y escritores asiático-estadounidenses que incluye a Yumi Sakugawa, Sarah Kuhn y Phil Yu. A través de lecturas nostálgicas, recuerdos personales y collages de animación de estilo casero, este oportuno documental explora de manera única la importancia de la representación en los medios de comunicación.

El otro de los documentales cortos “Los speedcubers” se estrena el 29 de julio

El deporte competitivo de armar un cubo de Rubik en cuestión de segundos, conocido como “speedcubing”, se ha convertido en un fenómeno mundial en los últimos años. Feliks Zemdegs, de Australia, ha dominado por completo el deporte por casi una década, consagrándose como el mejor de todos los tiempos. Pero su reinado podría terminar aquí. El mundo del “speedcubing” fue atónito testigo de cómo un retador desconocido llamado Max Park, de California, ganó el torneo de 2017 y saltó a la escena mundial. Desde ese día, el ascenso de Max ha sido rápido e ininterrumpido, salvo por el único obstáculo en su camino: Feliks. Ambos han cosechado victorias y récords mundiales sin parar, pero ninguno es capaz asegurar su dominio con el otro presente. Feliks y Max, antes de enfrascarse en una fuerte rivalidad, han transformado su relación competitiva en una amistad sincera pero compleja.

Max tiene autismo, y su familia ha usado el “speedcubing” como una forma de terapia para el desarrollo emocional y de sus habilidades sociales. Nunca habrían podido imaginarse que el más grande rival de su hijo en estas competencias se convertiría en su mejor aliado frente a las dificultades derivadas del autismo. La historia comienza cuando Max y Feliks están a punto de empezar otro campeonato mundial, cada uno decidido a ganar, pero también animando al otro a dar lo mejor de sí. Sin embargo, solo puede haber un campeón. ¿Quién saldrá victorioso?, y, quizás una pregunta más importante: ¿su amistad perdurará después de que uno gane?.

Puedes enviar información a redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar

María Montessori: 30 expertos abordarán el “educar en el ahora”

 

Dejar una respuesta

Por favor escriba su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí