“La copita menstrual está certificada por médicos y es segura. Además, permite dejar el tema del plástico y tener más conciencia ecológica. De hecho, yo diría que la palabra que más describe a la copita es “conciencia”. Porque genera una conciencia de quién soy yo como mujer, qué quiero yo como mujer, cómo me posiciono como mujer, y cómo me posiciono como persona en mi medioambiente”.

Daniela Palavicino Meza administra un perfil de Instagram divertido y educativo, donde el tema central es la menstruación. También defiende el medioambiente e invita a las mujeres a romper tabúes. La psicóloga inició su emprendimiento Tu Copita Menstrual este año en Villarrica, región de La Araucanía. Desde allí invita a desarrollar la conciencia femenina y ecológica.

“Mi proyecto nació en abril de este año, al mismo tiempo que decidí usar la copita menstrual. Empecé a interiorizar el tema porque las toallas me resultaban incómodas. Leí mucho sobre la copita y la compré.  Me gustó tanto que se me ocurrió ofrecerlas”, cuenta Daniela Palavicino Meza, quien llegó de Santiago a la comuna de Villarrica en febrero pasado. Psicóloga clínica de profesión, adelanta el reto de crear una comunidad enfocada a la educación menstrual a través de su emprendimiento TucopitamenstrualVillarrica. Y lo hace con un lenguaje lúdico y cercano, con el compromiso de que se toque el tema con naturalidad.

“Me he encontrado que cuando vendo la copita menstrual noto en muchas mujeres que hay como vergüenza todavía en hablar de su menstruación. O de los ciclos de las mujeres. Así que quise darle un sello a la página. Para que se naturalicen cosas que nos han enseñado que no se pueden hablar. Que hay que ocultarlas. Esto va de la mano del empoderamiento de la mujer, del derriba de tabúes y de motivar la conciencia de lo que somos y de lo que nos han dicho que no debemos ser”, explica.

«La copita menstrual es un recipiente de material hipoalergénico, de textura suave y que se amolda a cada canal vaginal. Está fabricado con silicona medicinal, material que permite que no se seque, no lastime las paredes vaginales y tampoco deja restos de fibras (a diferencia de los tampones tradicionales)”.

De cara a la consciencia integral

Tu Copita Menstrual no solo es una tienda virtual. También es un espacio de educación, compartir y desahogos. Daniela le dedica muchas horas de su agenda a este emprendimiento, a la par que a sus consultas online de psicología clínica. “La mayoría de las mujeres que me preguntan por el producto están deseosas de empezar a conocerse. Quieren evitar el contacto de la tela que tiene los tampones y las toallas sanitarias, que inclusive pueden generar cáncer u otras infecciones. Están muy ansiosas también por cuidar el planeta”, explica.

Generalmente la motivación a usar la copita menstrual parte de la toma de consciencia para evitar la producción de basura femenina, como se ha llamado al desecho de tampones y toallas higiénicas. Pero también a un respeto por el cuerpo mismo, por tener mayor libertad de movimiento y tener más confianza durante los días del sangrado. Sin embargo, todavía hay muchas preguntas en torno a la seguridad personal.

“La copita al ser introducida en la vagina queda sellada al vacío. No permite filtración de sangre ni incomodidades. No se siente. Se pueden hacer diversas actividades físicas, incluso dormir con ella”.

“Todas las mujeres mostramos temor antes de usar la copita. Por lo general me preguntan si duele o incomoda. Si les resultará a ellas. Cómo se pone, cual es la talla ideal, si es normal que se sienta la copita los primeros días. Y cómo se esteriliza, que es una limpieza que se hace antes y después del periodo menstrual”.

Post de @tucopitamenstrual.villarrica: «🍂 El encuentro con nuestra sangre es un acontecimiento único en nosotras las mujeres, ¿por qué sentir asco y vergüenza?, ¿por que deberíamos seguir ocultándola?»

La virginidad: el tema contenido

Otra consulta que se repite es si la copita menstrual puede ser usada por mujeres que no han iniciado su vida sexual. “Al respecto hay varias posturas. Hay personas que no recomiendan su uso o recomiendan tallas muy pequeñas como la XS, que en Aneer Care, la marca que yo vendo, no existe. Pero que si la ofrece la marca chilena Mia Luna. La diferencia de tamaño, sin embargo, es mínima, de apenas 1 mm. La Mia Luna XS es de 39 mm de diámetro y la Anner Care talla S es de 40 mm. Una diferencia muy pequeña en realidad», señala.

Daniela Palavicino Meza precisa que el debate en torno a este tema es profundo. “La virginidad viene siendo algo que se nos ha enseñado, que tenemos desde la institución religiosa. Y también hay muchas corrientes -desde las matronas mismas y desde la ginecología- que dicen que la virginidad es un concepto construido y que realmente no existe. Que el himen es algo que nunca se rompe sino que más bien se adapta a cada edad. Entonces, bajo esa óptica se dice que sí, que efectivamente, sí se puede usar la copita menstrual cuando no se ha iniciado la vida sexual”.

“Pero lo ideal es que la chica igual empiece a conocerse, empiece a tocarse, a entender dónde están ubicadas las diferentes partes de su vagina. Porque me he encontrado con mujeres que no saben ubicar cuál es la diferencia con otras partes”.

“La esterilización de la copita menstrual es un proceso de limpieza en el que se eliminan gérmenes y bacterias. Puede llevarse a cabo de diferentes maneras, introduciendo la copa menstrual en una olla (hirviendo durante 5 minutos) o bien, con un vaso esterilizador, cuyo material es el mismo de las copas menstruales. Con este método se introduce la copa menstrual en el vasito con agua y se pone en el microondas durante 2 a 3 minutos”.

Consciencias plenas e integrales

La apuesta de Daniela está enfocada en crear espacios de comodidad. No solo físicos, sino también emocionales. Así lo va logrando en paralelo desde su emprendimiento y desde sus consultas, donde atiende mujeres que ansían y buscan espacios de libertad. “A lo largo de mi experiencia como psicóloga y ahora con el negocio de la copita menstrual, me ha tocado ser testigo de cómo se siguen reproduciendo hasta hoy las conductas machistas, pese a que el feminismo está muy en boga. Muchas veces somos las mujeres las que lo permitimos. Porque hay una disociación, no nos encontramos, todavía nos cuesta vernos a nosotras mismas”.

Por suerte ya se ve, brillante y cercana, la llegada de los cambios. “La mujer puede buscar su propio camino, su propio deseo. Y a propósito de eso también aparece ese tema de la copita menstrual que harto tiene que ver con lo natural que es ser mujeres. Que es ser cíclicas. Que es ser cambiantes. Que nos lleva a dejar algunas conductas que nos han enseñado, cuestionarlas al menos, colocarlas como en tela de juicio”, finaliza.

Si quieres conocer más sobre la copita menstrual y sus beneficios, visita el perfil de Instagram @tucopitamenstrual.villarrica Allí también podrás comunicarte con Daniela Palavicino Meza.

Para comunicarte con nosotros escríbenos a: redaccion@mujerdelsur.cl

¿Tienes mal dormir?… puede ser a causa del magnesio

 

Deja un comentario