Los carbohidratos durante los últimos años han adquirido una mala reputación. Las personas los asocian con alimentos con fama de engordarnos o de perjudicar nuestra salud como; el pan blanco y el arroz, el yogur endulzado y los jugos. En realidad, no todos son malos. Sin embargo, cuando un carbohidrato es refinado, muchos de los nutrientes beneficiosos e importantes se pierden. 

“Cuando un cereal de grano entero se refina y se convierte en harina blanca, el almidón permanece, pero el proceso elimina el salvado (fuente de fibra y vitaminas). Así como también se elimina el germen que contiene vitaminas, minerales y trazas de grasas saludables”. Por ello, es importante comprender la diferencia entre carbohidratos refinados y no refinados. Según Susan Bowerman, Directora Senior de Educación y Capacitación en Nutrición Mundial en Herbalife Nutrition.

Carbohidratos buenos: ¿Por qué elegir carbohidratos no refinados?

Los carbohidratos buenos, que proporcionan muchos de los nutrientes que tu cuerpo necesita para funcionar adecuadamente, son aquellos sin refinar, y que mantienen sus propiedades.

Algunas fuentes de estos carbohidratos saludables son cereales integrales, legumbres, frutas y verduras. Excelentes fuentes de fibra, vitaminas, minerales y fitonutrientes. “Las personas que siguen dietas muy bajas en carbohidratos, como una dieta keto, corren el riesgo de no obtener la cantidad suficiente de estos nutrientes”, explica Bowerman.

¿Cómo obtener más carbohidratos saludables?

Para incorporar carbohidratos no refinados a tu dieta, opta por alimentos que se encuentren en su estado natural. Si preparas frutas, verduras o papas para una comida, no quites la cáscara.

Al incluir harinas de grano entero, pastas y arroz integral en tu dieta, tal vez necesites adaptarte a sabores y texturas ligeramente diferentes. Pero vale la pena: gracias a su fibra extra además de brindarte más nutrientes, estos alimentos regularmente te ayudan a sentirte más satisfecho.

¿Qué carbohidratos deberías evitar?

Para mantener una dieta saludable, reduce tu consumo de carbohidratos refinados:

  • Panes: Cuando busques opciones saludables de pan, evita el pan blanco y presta atención a las opciones de pan integral que existen. Muchos fabricantes llaman a su pan “multigrano”, pero es necesario revisar la lista de ingredientes para determinar si los granos efectivamente son de trigo entero y no refinado. Con el pan de trigo entero, revisa los ingredientes para comprobar que sea 100% trigo entero. La palabra “entero” es muy importante, si solo dice harina de trigo, por ejemplo, probablemente sea refinada.
  • Harinas, pasta y arroz: Así como el pan, al comprar harina, pasta o arroz, es mejor optar por productos como la harina y la pasta de trigo entero y el arroz integral.  De lo contrario, los productos refinados no contarán con el salvado y el germen, por lo tanto, tampoco contarán con los nutrientes tales como hierro, ácido fólico y vitaminas B.
  • Frutas: En los jugos de fruta o mermeladas, la cáscara se retira, eliminando así mucha de la fibra natural y los fitonutrientes. Si lo que quieres es aprovechar al máximo los beneficios para la salud, elige siempre fruta entera en lugar de jugo. Además, el jugo de frutas te satisface menos que las frutas enteras, pero contiene más calorías por porción.

Para envíos de información escríbanos a: redaccion@mujerdelsur.cl

Display
Artículo anteriorMigraña crónica y sus consecuencias en el ámbito laboral
Artículo siguienteAna María Gutiérrez Díaz: Cómo gestionar una búsqueda de empleo inteligente
Sala de redacción de Mujer del Sur

Deja un comentario