mujeres feministas luchadoras sociales villarrica

Con una voz unificada y demandas que tocan exigencias urgentes, las colectivas feministas se preparan para demostrar su fuerza el próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Bravía, avasallante y seductora, a la Carmen de Bizet se le recuerda más por su personalidad que por su final: el femicidio. Porque “aprendimos a normalizar” el drama femenino.

En un intento por recuperar espacios, proyectar voces y enmendar injusticias, las mujeres del sur de Chile refuerzan su movimiento organizativo. Entre los objetivos está su participación en las movilizaciones del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer. Ese domingo y el lunes 9, se realizará la huelga feminista en el país.

Mujeres que luchan se reunieron en Villarrica

Una de estas convocatorias se realizó en Villarrica el pasado 9 de febrero: el “Encuentro de mujeres que luchan”. Sandra y Silvia explican que, aunque su colectivo aún no tiene nombre, se organizan para conocerse y unificar demandas. En la sala reciben ese día a mujeres de Temuco, Villarrica, Molco y algunos sectores del campo.

“Un tema importante para nosotras es el de la justicia. Para las mujeres que han sido asesinadas, violadas, mutiladas, dentro del estallido social, así como para los femicidios. Creo que el sentido de justicia es un tema unificado en todas partes”, explican.

Un tema importante para nosotras es el de la justicia

Para Silvia la comunicación y el acercamiento son pasos iniciales imprescindibles. “Cuando surgió el estallido social sentimos que necesitábamos crear un espacio feminista. Para posicionarnos políticamente desde nuestras demandas. Estamos aquí para conocernos territorialmente. Ver qué están haciendo otras mujeres en otros espacios. Armar nuestras redes desde la base de los lineamientos feministas”.

Iniciativas regionales y nacionales

Los encuentros plurinacionales de las mujeres que luchan comenzaron con fuerza este año. En enero se realizó un encuentro regional en Temuco y uno nacional en Santiago. Fue en este último donde la Orquesta de Mujeres de Chile y el coro femenino encargado de la apertura presentó un repertorio integrado por óperas como Carmen y Otello.

Luisa, de la Asamblea de Mujeres Feministas de Temuco, habla sobre la importancia de estos encuentros. “En particular en este territorio (La Araucanía) creemos en la relevancia de dar el espacio a las lamien (“hermanas” en Mapugundún). Ellas son las que han habitado este territorio históricamente, quienes han sido violentadas durante siglos”, refiere.

¿Cuál ha sido la respuesta de ellas? «Hay compañeras que se han sumado y se definen como feministas. Hay otras que se suman al movimiento, están de acuerdo con nuestras demandas, pero desde su cultura definen que el feminismo es un concepto que no las representa. Pero se suman de todas maneras y reconocen la existencia de una violencia machista, colonial también, que las afecta. Entonces la respuesta ha sido bastante positiva y hay un dialogo permanente con ellas que nos nutre mutuamente”.

Además señala que tienen demandas claras por las que luchan. Entre ellas el fin a la violencia machista, la igualdad en el trabajo y la seguridad social y el fin al sistema de AFP. “Queremos un sistema de salud digno, queremos tener derechos humanos, memoria feminista, derecho a la vivienda y demandas que tienen que ver con las disidencias también”, explica.

A un mes del 8-M una prioridad es impulsar las movilizaciones y la preparación de la huelga feminista en Ngulumapu. “Hay una diversidad de voces y nosotras rescatamos esa diversidad como algo que enriquece la discusión y enriquece la política”, concluye.

Como ser una voz profunda y real

Belisa también participó en el encuentro de Villarrica. Proveniente de Temuco comenta cómo se acercó al movimiento feminista: “Después del estallido social me empecé a acercar más hasta llegar acá. Me interesó y quise profundizar, de hecho, todavía estoy en una etapa de construcción y desconstrucción interna. Y de a poco he ido avanzando, estudiando, yendo a una escuela de autoformación en Temuco”.

Para Belisa las reuniones han sido trascendentales. “Fui al II Encuentro Plurinacional de Mujeres en Santiago con varias compañeras de Temuco. ¡Fue increíble! Asistieron más de 5 mil mujeres. La apertura fue magnánima, a muchas mujeres nos impactó la elección de las piezas que abordan feminicidios”.

Sandra, de Villarrica, cierra la entrevista con una reflexión sobre la fuerza femenina que existe en la zona. “Aquí en Villarrica las mujeres se organizan en todo, hay mujeres artesanas, productoras… Yo vengo de Temuco, llegué en marzo y me di cuenta que aquí hay una forma natural de ejercer la amistad. Hay redes de apoyo. También encuentro que hay un trabajo político que es de atrás. Sé que hay muchas agrupaciones de mujeres. Para el 8-M se está organizando una comparsa artística-corporal, queremos hacerla quizás entre todas las agrupaciones. Es una idea”, adelanta.

También analiza las oportunidades que existen para unir a las diferentes agrupaciones. “Yo creo que organizarse no es fácil, estamos en un sistema que nos obliga a estar siempre ocupadas trabajando. Entonces hay que generar el tiempo. Pero creo que ahora es más fácil pillarse gente que antes. Quizás por el estallido social o porque ya la violencia hacia la mujer es algo que habría que ser un ciego o sordo para no notar. No será un trabajo fácil, pero están las ganas, está el amor por hacerlo. Esta es una fuerza grande”.

También te puede interesar:

Mujeres indígenas son las más pobres de América Latina

 

2 Comentarios

Deja un comentario