Personalidad Mujer manos cara

Según la coach Isabel Trueba sobrevivir tantos días a un encierro puede ser una prueba de fuego para la convivencia. Cada personalidad tiene características que las permiten enfrentar el encierro en mejores o peores condiciones.

Aquellos que están trabajando notarán la tensión, el miedo, las personas están nerviosas, y no les falta razón. Nada de esto ayuda a la convivencia ¿Qué se puede hacer para sacar algo bueno de esta crisis?

Isabel Trueba, coach personal, ofrece algunas pautas: «Siempre hemos escuchado decir que de las crisis se sacan las mejores lecciones y estoy segura que aquí tenemos una oportunidad de hacerlo.

La convivencia ya de por sí es complicada porque somos diferentes; nacemos con un modelo mental propio que hace que choquemos con aquellos cuyo modelo mental es muy distinto al nuestro. Una persona perfeccionista va a tener complicado convivir con una persona social, que prefiere divertirse a hacer lo que debe.

Las personas con tendencia a ver las cosas oscuras van a sufrir más en crisis como las del coronavirus que aquellas que son positivas, nuestro problemas es que para resolver los conflictos, lo que normalmente hacemos es intentar convencer al otro que debe comportarse, pensar y ser como nosotros queremos, y eso es imposible», recalca Trueba.

Desde que nacemos tenemos nuestra señas personales

Cada persona –continúa- «de la misma manera que nace con un esqueleto físico, nace con un esqueleto mental, con unos miedos inconscientes que van a desarrollar una serie de comportamientos también inconscientes, para protegerse. Así –prosigue- algunas personas, si se sienten atacadas se defenderán de manera más agresiva, otras, reaccionarán con tristeza y cuando unido a esto tenemos el agravante de una situación de incertidumbre como la provocada por el Covid-19, completamente excepcional, todos esos miedos inconsciente se acrecientan, descontrolando nuestras reacciones», asegura la experta.

Conocer los diferentes tipos de personalidad ayuda a manejar esta convivencia con paz interior, menos peleas, más comprensión y además –explica Trueba- «un mayor aprendizaje sobre ti misma». «Cuando entiendes qué es lo que hace que te sientas enfadada con alguien, o por ejemplo, por qué no soportas el desorden, o que tu hijo no se levante del sofá, etc. cuando entiendes por qué te ocurre, es mucho más fácil de controlar. Y lo mismo pasa con los demás. Cuando comprendes por qué tu pareja se comporta de determinada manera, o por qué tu madre no deja de llamarte, o tu amiga llora y se queja sin parar, consigues dejar la rabia y el enfado de lado, para dar paso a la compasión y la compresión».

Todo esto se ve mejor con ejemplos. «Un día estás en metro y ves un padre con 4 hijos, que cierra los ojos, mientras los hijos corren y molestan a todo el tren. Seguramente te enfadas, te vienen todo tipo de pensamientos negativos hacia ese padre. Pero ¿y si te dicen que salen del hospital donde acaba de fallecer la mujer? Tu sentimiento cambia, ¿verdad? Pues eso exactamente es lo que puedes conseguir cuando comprendes el modelo mental tuyo, y de los que te rodean», nos dice Trueba.

El test para medir la personalidad

Una herramienta muy potente para ayudar a conocer las personalidades del ser humano es el Eneagrama. «Divide las personalidades en 9 tipos, ayudándote no solo a entender lo que hay detrás del comportamiento de cada uno, sino que también te ayuda dándote herramientas para que según la tuya te conviertas en tu mejor versión», explica.

Isabel Trueba hará un taller online el próximo día 18. Las personas interesadas pueden apuntarse aquí.

Para enviar información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Carahue: tierra de esperanza, trigo y papa

 

1 Comentario

Deja un comentario