Los alimentos cocinados en cazuelas de barro resultan más gustosos y sabrosos. Esto gracias a la porosidad de este material, que permite mantener la humedad de los alimentos. ¿Tienes una? Aprende a cuidarla y darle una vida más larga.

Históricamente las cazuelas de barro guardan un sitio importante en la gastronomía de las civilizaciones. Actualmente se consiguen modelos tradicionales en mercados tradicionales, sitios turísticos y tiendas especializadas. El barro refractario con el que se fabrican las cazuelas es de alta calidad y puede soportar altas temperaturas, incluso más de los 1100ºC.

Sus cualidades le permiten cumplir con una serie de requisitos, además de la capacidad de soportar altas temperaturas:

– Al ser un material poroso, deja solamente la humedad necesaria para cocer mejor la comida.

– Con las cazuelas de barro no se pegan los alimentos.

– Las preparaciones se mantienen calientes mucho más tiempo.

– Existen diferentes modelos que permiten desarrollar mejor cada receta.

Cuidar las cazuelas de barro

Para la correcta utilización de las cazuelas de barro en los hogares, y para que su vida útil sea mucho más larga, se recomienda:

– Se pueden usar en vitrocerámica, aunque se recomienda el uso de un difusor para su mayor durabilidad.

– También se pueden usar en todo tipo de hornos.

– En placas de gas, siempre y cuando se cocine con caldo en el fondo.

– Antes de su primera utilización, sumergir en agua unas horas en agua tibia.

– Controlar que se mantenga siempre líquido en su interior mientras se está utilizando, a excepción del horno, donde no será necesario.

– Para que el barro refractario no se resienta, calentar lentamente, hasta llegar a la temperatura deseada.

– Tener mucho cuidado con los golpes, sobre todo en caliente.

– Para su limpieza, las cazuelas de barro deben estar completamente fría, para evitar los cambios de temperatura bruscos.

– Evitar el uso de detergentes.

– Utilizar agua tibia.

Pues bien, como se puede ver, se pueden usar las cazuelas de barro en la cocina de el día a día, para cocinar de forma más saludable y recuperar sabores que se han perdido debido a la cocina rápida y platos preparados.

No hay que renunciar a comer bien y al auténtico sabor de la comida. Volvamos a cocinar con los utensilios de barro, que se adaptan perfectamente a las cocinas modernas y a todos los hogares.

Para envíos de información escríbanos a: redaccion@mujerdelsur.cl

Artículo anterior“Reiníciate en Digital”: 1400 becas para estudiar programación y diseño
Artículo siguienteProtestas pacíficas: CIDH y ONU piden proteger a las mujeres que participan en ellas
Sala de redacción de Mujer del Sur