Cítricos y lectura en cuarentena
Los cítricos y la buena lectura ayudan a fortalecer defensas corporales y mentales

Lejos de ver el obligatorio #quedateencasa como un tiempo perdido, las recomendaciones en torno al convid-19 pueden ser positivas. No salir de casa permite crear espacios personales y familiares poco frecuentes. Difíciles de conseguir en medio de la dinámica habitual. Si vas a cumplir la cuarentena social recomendada por las autoridades sanitarias, organiza un calendario para comer y leer, con estas recomendaciones.

Alimentación altamente nutritivas y libros gratuitos bajados desde bibliotecas online, te ayudarán a comer y leer mejor durante la recomendada cuarentena nacional. Ya sea que la cumplas porque recibirás clases a distancia, harás teletrabajo o atenderás la solicitud de las autoridades de salir estrictamente lo necesario.

Comencemos con entender que de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) el 80% de los casos de contagio serán leves, dejando el resto del porcentaje para los casos moderados y graves. Esto permite prever un contexto de quietud en salud.

Lo cual resulta ideal para que pongas en práctica también un descanso espiritual y corporal durante este período de cuarentena mundial. Comencemos con la dieta. Aprovecha estos días para subir las defensas de tu organismo. Hacerlo conlleva a que, por ejemplo, un resfriado no se convierta en una infección respiratoria.

Comer como medida de protección

Para fortalecer el sistema inmune es necesario aumentar el consumo de alimentos ricos en vitaminas y minerales. Y cuidar de no usar azúcar, colorantes y conservantes.

Existe una bebida clásica para cumplir con estos requerimientos. El jugo de betarraga o remolacha cruda (2 rebanadas) con zanahoria cruda (media taza), naranja (una unidad exprimida con bagazo) y jengibre en polvo o rallado (una cucharadita). Licúa todo en medio vaso de agua y bébelo sin agregarle endulzantes y sin colarlo.

Para no aburrirte bebe jugos de cítricos en diferentes versiones (pomelo, naranjas, mandarinas, limones, limas). Su alto contenido en vitamina C es una barrera contra los resfriados porque aumenta la producción de glóbulos blancos. Esto se aplica en todo el mundo, porque la recomendación durante la cuarentena es mantenerse fuerte ante las infecciones.

Ten en cuenta que el cuerpo no produce ni almacena vitamina C, por lo que es importante consumirla con mucha frecuencia.

Las defensas inmunológicas también se aumentan con el consumo de lácteos fermentados (yogur o kéfir). Con grasas “buenas” o esenciales como pescado azul, frutos secos, aceite de oliva o girasol. Y con vegetales y raíces como pimientos, cebolla, ajo y jengibre.

Leer: cuarentena en libertad

Estudios neurológicos indican que leer alarga la esperanza de vida, y reduce el riesgo de enfermedades neurodegenerativas. En todo caso, durante la cuarentena puedes volar la imaginación a través de la lectura para escapar del “encierro”.

Portales como Google Libros ebooksgo.org y manybooks.net tienen una voluminosa biblioteca bajo licencias GFDL y Creative Commons. Es decir, ofrecen libros gratis y libres, con enlaces para descargarlos o leer en línea.

El primer portal que puso a la disposición pública una colección de libros electrónicos fue gutenberg.org o Proyecto Gutenberg. Fue fundado por Michael Hart en 1971 y actualmente ofrece 42 mil ebooks, eso sí, todos en inglés.

El más grande y famosos es amazon.com donde no solo puedes comprar buenos libros de forma segura. El portal ofrece una sección de mil 700 títulos de dominio público, que se pueden descargar al Kindle. Y si allí no los puedes bajar, prueba en freebooksifter.com donde tienen todos los libros gratuitos que se encuentren disponibles en Amazon. Pero mejor filtrados (por idioma, categorías y con comentarios de lectores).

Eso sí, durante el tiempo que pases en cuarentena no te obsesiones con la pantalla de los dispositivos electrónicos. Ni siquiera, con la excusa de que el libro está muy bueno. Limita su uso a horarios alejados del momento del compartir familiar y de las horas de dormir. En este último punto, la Clínica Mayo advirtió que la luz de la pantalla retrasa la secreción de melatonina, la hormona del sueño, y reduce su duración y calidad.

Para enviar información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

“Quédate en tu puta casa” la canción viral del coronavirus

Deja un comentario