La Sociedad Chilena de Gastroenterología sugiere actualizar las Guías Clínicas Ges para cáncer de colon y recto, de modo de incorporar estrategias con foco en la prevención.

A propósito de conmemorarse el Día Internacional del cáncer de colon los especialistas chilenos plantean la incorporación en la canasta Ges, de estrategias no invasivas para su detección. Actualmente, la canasta Ges de cáncer de colon y recto solo cubre tratamiento, no detección ni prevención.

Como cada 31 de marzo, la OMS conmemora el Día Internacional del cáncer de colon, una enfermedad que según el Índice de Mortalidad y Prevalencia del cáncer en Chile de Globocan, se ubica en tercer lugar, tras el de próstata y mama, y antes del gástrico. La Sociedad Chilena de Gastroenterología (SChGE) y su filial Agrupación Chilena de Endoscopía Digestiva (ACHED) sugieren actualizar las Guías Clínicas Ges para cáncer de colon y recto, de modo de incorporar estrategias con foco en la prevención como son test inmunológico en deposiciones y colonoscopía en población de riesgo.

Según el doctor Cristián Montenegro, presidente de la ACHED, esta población más expuesta se asocia a antecedentes familiares de cáncer de colon y pacientes en tratamiento de colitis ulcerosa y enfermedades inflamatorias del intestino (EII).

Montenegro explica que “la mortalidad del cáncer de colon es más baja que el gástrico y tiene muchas opciones de tratamiento, ya sea en la etapa de detección precoz como en estado avanzado. Y alcanza una sobrevida a 5 años del 40% en etapa 4, la más avanzada del cáncer”.

Detección y prevención

El profesional de la salud señala que existen estudios que indican que regiones como Maule y Magallanes tienen una mayor incidencia de este cáncer y se asocia al consumo de carnes rojas y procesadas, así como al tabaquismo.

Asimismo, también existe un factor genético y en ese caso si hay antecedentes familiares de cáncer de colon, esa población debe estar más sensible a chequeos tempranos para la detección de pólipos, que son lesiones precursoras de cáncer. Si hay antecedente familiar, la colonoscopía debiera adelantarse 10 años a la edad en que debutó el familiar.

«La recomendación internacional es que toda persona debiera hacerse una colonoscopía de pesquisa de cáncer de colon a los 50 años», indica el doctor Cristian Montenegro.

Actualmente existen estrategias menos invasivas como el test hemorrágico oculto en deposiciones inmunológica –sencillo de realizar, confiable y menos costoso que una colonoscopía-, siendo una acertada opción para realizar un seguimiento anual y recurrir solo a una colonoscopía en caso de que estas pruebas detecten alguna anomalía.

“La colonoscopía bien realizada, con colon muy limpio y sin antecedentes, puede hacerse cada 10 años, por lo que no debiera ser muy frecuente”, concluye el especialista.

Fuente: Gestión de prensa Sociedad Chilena de Gastroenterología

 

Display
Artículo anteriorAndrea Osorio: el nuevo rol del docente demanda desarrollar el liderazgo
Artículo siguienteLuz Alca Turra: El Estado está totalmente despreocupado del extractivismo
Sala de redacción de Mujer del Sur

Deja un comentario