algas marinas
Foto de Cottonbro en Pexels

Algas marinas podrían salvar a la humanidad del flagelo del hambre. Pueden alimentar a miles de millones de personas. Tienen además la propiedad de atrapar los gases de efectos invernadero de la atmósfera. También pueden utilizarse como fertilizante natural, como reemplazo sostenible para los plásticos, como componente de medicinas y cosméticos. Desempeñan un papel importante en la lucha contra la contaminación de los océanos limpiando el agua de nitratos y fosfatos.

Villarrica, 24 de noviembre de 2020. Según publicó la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Sólo con cultivar el 2% de la superficie marina se podría alimentar a toda la humanidad. Aunque en la actualidad el cultivo de algas marinas en los océanos continúa siendo una actividad desconocida para el gran público. Las algas marinas poseen un enorme potencial transformador para la reducción del problema del cambio climático; la disminución de la contaminación marina y el objetivo de las Naciones Unidas de poner fin al hambre.

Las algas marinas podrían alimentar a 12 mil millones de personas

Según Vincent Doumeizel, asesor principal para cuestiones relacionadas con el océano del Pacto Mundial de las Naciones Unidas y especialista en algas marinas. «Si cultiváramos sólo el 2% del océano, podríamos aportar las proteínas suficientes para alimentar a una población de 12.000 millones de personas. Las algas marinas son extremadamente ricas en proteínas, vitaminas, zinc y hierro, y bajas en grasas y carbohidratos»

Algunas variedades de algas marinas son aptas para el consumo humano. Desde hace ya varias décadas se conocen el occidente muchas algas que son utilizadas en la cocina asiática. Muchas más especies de algas marinas se consumen de forma habitual por los japoneses y poco a poco comienzan a conocerse en el resto del mundo.

Ensalada de algas marinas
Foto de Ponyo Sakana 

El secreto de los países que consumen algas marinas

«La mayoría de los japoneses comen algas marinas tres veces al día, en Corea se usan en muchos platos y en China las consumen muchas personas. Este puede ser un factor importante en la disminución de los niveles de enfermedades no transmisibles en estos países». Asegura Vincent Doumeizel. 

De hechos estudios recientes elaborados por la McGill University de Montreal, Canadá, demostraron que el ácido de las algas puede combatir toxinas en el organismo. Una dieta rica en algas alcalinizan la sangre y limpian nuestro cuerpo. Su contenido en grasas es bajo y sus carbohidratos no se absorben plenamente.

Agricultura en el mar

La empresa Kelp Blue prevé cultivar enormes bosques de algas frente a la costa de Namibia abarcando unas 70.000 hectáreas. Estos bosques, según la empresa, ayudarían a resolver la crisis alimentaria mundial y, al mismo tiempo, eliminarían de la atmósfera grandes cantidades de gases de efecto invernadero y crearían cientos de puestos de trabajo.

Estos bosques se poblarían de algas gigantes, una forma de hierba marina que puede crecer hasta 30 metros. Según Kelp Blue, los bosques conseguirían retener un millón de toneladas de dióxido de carbono, y al usarlas como alimento para ganado se lograría una reducción de las emisiones de metano.

Otro posible beneficio es el incremento de hasta un 20% de las poblaciones de peces en aguas circundantes, ya que se espera que alrededor de 200 especies vivan en las algas marinas.

Para envío de información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Deja un comentario