Psicóloga, reikiana y terapeuta floral, Alejandra Maass tiene la cualidad de convocar y transformar. Este año abrió Agua de Peumo, un centro de terapias online oportuno y necesario en medio de la pandemia. Ella nació y vive en la región de Bio Bío en Chile. Y la inspira una fuerte convicción de que sanar y avanzar siempre es posible.

Cerca del océano Pacífico, en la Octava Región, Alejandra Maass labró un deseo especial. Siempre quiso servir y ser útil. Su profesión le ha dado la oportunidad de ser puente de las personas con sus propios conflictos y búsquedas. Y la vida le ha sido generosa al brindarle caminos hacia terapias complementarias que aprendió con rapidez. Como el Reiki y las Flores de Bach.

“El año pasado trabajé en Casa de La Mar y me gustó mucho el concepto de servicio que ofrecía. Este año, en marzo, aperturé Agua de Peumo, un centro de terapias y talleres con sede en Penco, Región del Bio Bío. Esto coincidió con la llegada del coronavirus y tuvimos que adaptarnos a la atención no presencial”, explica. Plataformas online y contactos telefónicos suplantan los encuentros. Pero lejos de afectar el servicio, permiten que más personas tengan acceso, porque no hay limitaciones geográficas.

“Las terapias frente al mar, en grupo y con la naturaleza, son profundamente enriquecedoras. Volveremos a realizar estas sesiones cuando regresemos a la atención presencial”.

Un directorio de apoyo plural

¿Qué ofrece el centro de terapias Agua de Peumo? El principio fundamental es la oferta de bienestar. Para ello Alejandra Maass facilita un espacio para que terapeutas e instructores de talleres
tengan un lugar de encuentro con quienes necesitan sus conocimientos y servicios. «El fin no es lucrar», dice la psicóloga.

Le acompañan Gissel Rosas, instructora de ballet infantil, yoga y pilates. Natacha Castillo, kinesióloga e instructora de pilates. Carina Henríquez, psicóloga infantil. Claudia Ocampo, psicóloga adultos. Y Ricardo Mora, psicólogo y tallerista de empleabilidad. También está contemplado ofrecer danza afro brasilera y reaggaeton.

Además, el centro ofrece terapias de Flores de Bach en sesiones que la misma Alejandra organiza. Y Reiki, una terapia que aprendió durante su primer año como psicóloga, cuando se enfrentó la realidad laboral y la búsqueda de espacios de trabajo. Su propuesta más reciente es precisamente una convocatoria grupal para hacer Reiki a distancia.

«Soy Reikiana segundo nivel método Usui, desde el 8 de enero de 2011. Recuerdo esa fecha ya que ese día comencé mi camino espiritual».

La convocatoria es abierta y dura 21 días. El aporte es voluntario. Incluso se aceptan trueques. Entre los beneficios de hacer Reiki está la posibilidad de eliminar el estrés, algo especialmente latente ahora con nuevos contextos de cotidianidad como la cuarentena y el teletrabajo.

Alejandra Maass y los emprendimientos

Tímidamente comenzó a probar sus terapias complementarias consigo misma y con las personas más cercanas. Eso le hizo conocer, comprender y confiar más en ellas. Así también inició su emprendimiento: en torno a sus espacios más cercanos. “Nací en Penco y es maravilloso poder trabajar aquí. No solo tenemos la facilidad de vivir y trabajar en el mismo lugar, sino que podemos contribuir con nuestra gente. No se trata de obtener lucro, me interesa más ofrecer servicios”.

Con eso en mente, creó también un espacio para emprendedores penquistas, @penco_es_amor, para todos aquellos que aman y trabajan por Penco y Lirquen. Porque considera que el trabajo colaborativo promueve una marcha más fluida, más feliz y fructífera. “Hay algo importante en lo que creo: que podemos potenciarnos mutuamente».

Sigue las redes de Alejandra Maass, pincha aquí para ir a su Centro de Terapias Agua de Peumo en Instagram

Nos encantaría leer tus comentarios, escribe al final de la página. Para envíos de información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Beneficios del masaje para nuestra salud

 

Dejar una respuesta

Por favor escriba su comentario
Por favor introduzca su nombre aquí