Muchos niños pequeños tienen problemas de fluidez en el habla. Repiten palabras o frases. Alrededor del 5% de niños tienen problemas de fluidez en algún momento de su desarrollo, por lo general hasta los 5 años. También es muy característico tener problemas de fluidez intermitente. A veces, esto puede ocurrir sin motivo aparente, pero a menudo ocurre cuando el niño está emocionado, cansado o se siente presionado para hablar.

La tartamudez es un trastorno de la comunicación que tiene mayor presencia en hombres respecto a mujeres. En una proporción de 4 a 1. A propósito de la celebración del Día Mundial de la Tartamudez o Disfemia, el pasado 22 de octubre, la experta Aida Herrero aborda el tema. Despeja mitos y da recomendaciones como sumar a la terapia consultas con el psicólogo.

Aida Herrero, logopeda: «Lo ideal en adultos sería combinar el tratamiento logopédico con el psicológico»

“Hay diferentes formas en las que se puede manifestar la tartamudez”, explica la logopeda de Policlínica Gipuzkoa, Aida Herrero. “La tartamudez se presenta mediante la repetición de sonidos, sílabas o palabras, bloqueos, silencios, tensión facial o corporal, velocidad excesiva, entre otras”, explica la experta, quien pertenece al equipo de Otorrinolaringología de Altuna & Saga.

¿Sabes cuántas personas tartamudean en el mundo? De acuerdo con las cifras manejadas por la Fundación Española de la Tartamudez son 72 millones en todo el planeta.

La tartamudez es una condición -no una enfermedad- que puede ser temporal. Y no siempre requiere revisión médica. “La tartamudez aparece entre los 2 y 5 años y desaparece en unas semanas o pocos meses”, continúa. “Si las disfluencias se prolongan en el tiempo o van en aumento es cuando deberíamos acudir al logopeda”, apunta Herrero.

¿La condición se hereda?

Muchos dicen que existe una tendencia familiar, pero “las investigaciones realizadas hasta el momento no han logrado encontrar el origen. Por lo que no sabemos a ciencia cierta si existe un factor genético”, comenta la profesional.

Para corregirla o dar los recursos para controlarla, el tratamiento logopédico depende de las dificultades y necesidades de cada paciente. Generalmente «se trabajará la relajación, la respiración, el ritmo y la coordinación fonorespiratoria», cuenta la especialista. «En adultos, lo ideal sería combinar el tratamiento logopédico con el psicológico», concluye.

El video publicado fue producido este 2020 por la Fundación Española de la Tartamudez en una campaña de sensibilización con motivo del Día Internacional de la Tartamudez que se celebra cada 22 de octubre.

Para enviar información: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Educa Nativa: Una propuesta de educación parvularia incluyente

 

Display
Artículo anteriorEl autismo en pandemia: guía para comprender el TEA
Artículo siguienteDemencia: Guía completa para detectarla y comprenderla
Sala de redacción de Mujer del Sur

Deja un comentario