Síndrome Jack McMorrow

Jack McMorrow un joven neoyorquino despertó una mañana con un leve sarpullido en las manos, los ojos vidriosos y dolor de estómago. Sus padres pensaron que eran síntomas comunes. Pero tenía una insuficiencia cardíaca debido a un síndrome relacionado con el Coronavirus.

Tomado del NY Times. Pam Belluck. Cuando a mediados de abril apareció un ligero sarpullido rojizo en las manos de Jack McMorrow. Su padre supuso que se debía a que el chico de 14 años estaba usando demasiado gel desinfectante para manos; algo que no era malo durante una pandemia.

Cuando los padres de Jack notaron que tenía los ojos vidriosos, se lo atribuyeron a las noches que se desvelaba con videojuegos o programas de televisión.

Cuando empezó a dolerle el estómago y no quería cenar, “pensaron que era porque había comido demasiadas galletas o algo así”, dijo Jack, estudiante del noveno grado en el distrito de Queens en Nueva York, fanático de las historietas de Marvel Comics y quien tiene la ambición de aprender solo a tocar Stairway to Heaven en la guitarra.

Un peligroso síndrome

Sin embargo, en el transcurso de los siguientes diez días, Jack empezó a sentirse peor. Sus padres consultaron a sus pediatras en citas en línea y lo llevaron a una clínica de urgencias que atiende los fines de semana. Luego, una mañana, despertó sin poder moverse.

Tenía un nódulo linfático del tamaño de una pelota de tenis, una fiebre tremenda, latidos acelerados y una presión arterial peligrosamente baja. El dolor invadió su cuerpo como “una ráfaga palpitante y punzante”, describió.

“Podía sentir cómo recorría mis venas y era como si alguien me hubiera inyectado fuego puro”, explicó.

En peligro de muerte

Jack, quien antes gozaba de buena salud, fue hospitalizado ese día con insuficiencia cardiaca, un crudo ejemplo del síndrome inflamatorio grave recién descubierto relacionado con el coronavirus que ha sido identificado en unos 200 niños en Estados Unidos y Europa y ya ha cobrado varias vidas.

Sigue leyendo el artículo original: Aquí

Envío de información

Tienes historias interesantes que nos quieras enviar: redaccion@mujerdelsur.cl

También te puede interesar:

Lagrimas en la recta final: Automovilismo en Argentina

 

Display
Artículo anteriorCómo manejar estrés post-traumático en caso de pérdidas por Coronavirus
Artículo siguienteNetflix y academia del cine argentino lanzan fondo de ayuda por Covid-19
Sala de redacción de Mujer del Sur

Deja un comentario